viernes, 19 de octubre de 2012

João da Nova, marinero


      João da Nova (MacedaOrense, ca. 1460-CochínIndia 1509), también conocido como João da Nova Castelia o Xoán de Novoa, o Juan de Nova, fue un explorador español al servicio de la corona portuguesa.


João da Nova, Todo lo referente sobre este marino gallego aquí


      Se le acredita como descubridor de la isla Ascensión (1501) y de la isla Santa Elena (1502). La francesa isla Juan de Nova, en el canal de Mozambique, fue nombrada en su honor, y a él se debería el hallazgo y denominación en el océano Índico de las islas Agalega, al noreste de Madagascar y al sur de las Seychelles. El nombre no puede ser más evidente y aunque otra teoría dice que proviene de la palabra lusa galé (galera), la República de Mauricio, a la que hoy pertenecen las islas Agalega, cree en su origen gallego.



Localización del archipiélago de Agalegas




Castelo de Sao Jorge. Residencia de João da Nova en Lisboa

      Nació en el castillo de Maceda, Galicia, entonces en el Reino de Castilla, miembro de una familia noble. Siendo un muchacho, fue enviado por su familia a Portugal, con el fin de escapar de las iras de los campesinos que se sublevaron contra los abusos señoriales conocidas como la revuelta Irmandiña. En 1483 el castillo familiar fue parcialmente destruido y la familia huyó mayoritariamente a Benavente (hoy provincia de Zamora) donde se encontraba la potente familia Pimentel; otros, los menos a Pontevedra, y el joven João da Nova permaneció en Portugal. Pronto adoptó Portugal como país de origen y sus habilidades le valieron el nombramiento por el rey Manuel I de Portugal como Alcaide menor (alcalde) de Lisboa en 1496. Fue el descubridor  de las islas Trinidad, Ceilán, Juan de Nova Island, Santa Helena y Ascensión. Comandó el buque insignia de la Marina Portuguesa (nave “Frol de la Mar”) en la Carrera de la India. Estuvo en primera línea en la Batalla Naval de Diu (1509), que fue trascendental para los intereses políticos, comerciales, geoestratégicos y militares de los portugueses en Oriente. La batalla fue contra las flotas mamelucas y otomanas; la flota portuguesa comandada por Francisco de Almeida, al frente de 18 naves, contra las 250 de los aliados que fueron derrotados, con lo que Portugal  selló la hegemonía portuguesa sobre el Índico.




Localización de Diu


Diu en el siglo XVI, de Braun et Hogenberg, 1600



Ciudad de Diu y el fuerte portugués (Grabado británico, 1729).

     El 21 de mayo de 1502, barcos portugueses al mando del gallego João da Nova, de vuelta de la India, descubrían en mitad del Atlántico sur, a medio camino entre Angola y Brasil, la isla de Santa Elena. La isla la puso en el mapa Napoleón Bonaparte, cuando en 1821 murió allí donde se encontraba encarcelado. El emperador francés puso la isla en los libros de historia, pero el primero en dibujarla en las cartas náuticas fue el comandante de aquella expedición lusa, João da Nova. 




Isla de Santa Elena



Reproducción del Flor de la mar, Museo Marítimo de Malaca.

      En 1501, cuatro años después de que Vasco da Gama llegase por primera vez a la India doblando el cabo de Buena Esperanza, João da Nova fue encargado de comandar la tercera expedición lusa a la India, liderando una pequeña flota de cuatro barcos en virtud de una iniciativa privada conjunta del florentino Bartolomeo Marchionni y el portugués Álvaro de Braganza. El primero era el hombre más rico de Lisboa, era el principal comerciante de azúcar de la isla de Madeira, y había participado ampliamente en los viajes a Guinea, Brasil, Madeira, y en la financiación de varios viajes a la India ("The voyage of Pedro Álvares Cabral to Brazil and India: from contemporary documents and narratives" pag.146, número 81 de los trabajos publicados por la Hakluyt Society, William Brooks Greenlee, Asian Educational Services, 1995). Alvaro de Braganza está citado en Sanjay Subrahmanyam, "The Career and Legend of Vasco da Gama", p.182, New York: Cambridge University Press, 1997)




Placa dedicada a João da Nova en Mossel Bay (Sudáfrica)

      Durante esta expedición, se cree que fue el primer europeo en haber visto la isla Ascensión (1501), pero no informó de ello, en cambio, si lo hizo Alfonso de Albuquerque cuando en 1503 avistó la isla en el día de la Ascensión, y la llamó según ese. Establecieron una factoría en Cananor, en la costa suroccidental de la India, dejando allí un factor. Los registros históricos del estado también le acreditan como el descubridor de la isla Santa Elena el 21 de mayo de 1502, en su viaje de regreso desde la India a Portugal, a la que dio el nombre en honor de Elena de Constantinopla, aunque algunos atribuyen el descubrimiento el 20 de julio de 1503 por una escuadra al mando de Estêvão da Gama, y que da Nova efectivamente descubrió Tristán da Cunha en la fiesta de Santa Elena (A.H. Schulenburg, «The discovery of St Helena: the search continues». Wirebird: The Journal of the Friends of St Helena, Issue 24,Spring 2002, pp.13–19. Duarte Leite, História dos Descobrimentos, Vol. II. Lisbon: Edições Cosmos, 1960, p. 206. De Montalbodo, Paesi Nuovamente Retovati & Nuovo Mondo da Alberico Vesputio Fiorentino Intitulato, Venecia: 1507).






Sello postal emitido por Inglaterra con motivo da conmemoración de los 500 años del descubrimiento de Santa Elena por João da Nova.

      João da Nova también descubrió un territorio todavía más relevante, que no trascendió a lo largo de los siglos, por mor de lo que vino en llamarse política del sigilo  y por el menosprecio de no pocos historiadores. La Isla de Taprobana, actual Sri Lanka, hasta hace poco Ceilán, fue visitada en 1501 por el marinero gallego. En Colombo -la capital del país- se encuentra esculpido un tosco escudo datado de 1501, el vestigio más antiguo de la presencia lusa y gallega en Asia. Pues bien, la única expedición portuguesa en Oriente en aquel momento era la que João da Nova. El rey Manuel I recibirá información de Taprobana desde el primer viaje, deseando que fuese el principal asiento del Estado Portugués en la India. Sabía que la canela estaba a mitad de precio que en Calcuta. Además era un punto clave en el control del golfo de Bengala y del área de Malaca. La importancia económica, estratégica e simbólica de Ceilán hizo que, aunque el marino gallego la descubrió en 1501, el descubrimiento no se oficializara hasta un lustro después, por el silencio oficial de la Corona -con la connivencia del marino gallego- y porque surgieron serios problemas con el Malabar indio que adsorbieron toda la tática política, militar y comercial lusa desde 1501 hasta 1506 (Extracto de "Noble Vencellados Castello de Maceda"por Santiago Prol. Fragmento del capítulo" Nova Joao da, el descubridor del siglo XVI". Editorial Avanzar).




MERCATOR, G. - Tab. XII Asiae Taprobanam repraesentans Medius meridianus 125 ad quem reloqui inclinantur ratione aequin octalis et 9 septentrionalis, published in Amsterdam, 1578-1730.

      El 5 de marzo de 1505 emprendió otro viaje a la India, esta vez al mando de la nave Flor de la mar en la flota del primer virrey de la India portuguesa Francisco de Almeida, habiéndole sido concedida por el rey una carta que le facultaba para ser capitán general (capitão-mor) de la flota de la costa india si fuera conveniente. Conquistaron Mombasa (en la costa oriental de África, actual Kenia) y llegaron a Cochín (en la costa india, actual estado de Kerala) el 1 de noviembre, donde João da Nova se enfrentó valientemente a la flota del zamorín de Kozhikode. Surgiendo un conflicto con Almeida, que no le concedió el título de capitán general, favoreciendo en su lugar a su propio hijo Lourenço de Almeida, se marchó de regreso a Portugal.




La nao de João da Nova  Flor de la Mar

     Este hecho parece ser el comienzo de una serie de desgracias en la vida de João da Nova. Su barco Flor de la Mar tuvo una fuga en el casco en el cabo de Buena Esperanza y él enfermó, decidiendo esperar los monzones en la isla, desde entonces, llamada isla Juan de Nova. Allí, en 1506, se encontró con su buen amigo Tristão da Cunha, que al mando de una flota de 14 barcos iba rumbo a la isla de Socotra, y que hizo todo lo posible para salvarle a él y su barco, siendo reparado en Mozambique. Allí rescató a João da Nova en 1506 su amigo Tristán da Cunha, al que se unió en su campaña para crear bases portuguesas en Ormuz y Omán que controlasen el comercio en los mares Rojo y Arábigo.




Isla Juan de Nova 1976. Fuente: CIA - Central Intelligence Agency



Photographie de l'île française de Juan de NovaÎles Éparses, prise depuis la Station spatiale internationale. 17° 3′ 16.0″ S, 42° 43′ 30.0″ E



Isla de Juan de Nova y su localización

      En esta expedición navegó bajo el mando de Afonso de Albuquerque, comandante de una escuadra de seis barcos, que posteriormente se separó bajo las órdenes reales secretas para atacar a la isla de Ormuz (1507). Su misión secreta consistía en reemplazar al virrey Almeida como próximo gobernador de la India (De Albuquerque, Afonso 1877. The Commentaries of the Great Afonso Dalboquerque, Second Viceroy of India). Sin embargo João da Nova partió también descontento con Albuquerque que no accedió a su carta. Más tarde, Albuquerque hizo arrestar a João da Nova después de un conflicto en el que incluso le habría golpeado, porque tenía la intención de navegar a la India, contradiciendo las órdenes de Albuquerque de ir a la península arábiga para recoger suministros en preparación para la conquista de Ormuz. Finalmente, João da Nova fue perdonado, porque era necesario y por la valentía que demostró en el ataque contra Mascate, Omán. João da Nova fue herido en Ormuz, y mostró su temperamento impulsivo en varias ocasiones. João da Nova murió en 1509 en Cochin, India.

      El Flor de la Mar o Flor do Mar (Flor del Mar), a menudo deletreado Frol de la Mar, fue una nao portuguesa, una carraca de 400 toneladas, que durante nueve años participó en los acontecimientos decisivos en el Océano Índico hasta su hundiéndose en noviembre de 1511, cuando Afonso de Albuquerque regresaba de la conquista de Malaca, trayendo consigo un gran tesoro para el rey de Portugal, y el barco se perdió en la costa de Sumatra. Una réplica de la Flor de la Mar se encuentra en el Museo Marítimo de Malaca.




"Frol de la Mar". Grabado del "Roteiro de Malaca" (siglo XVI). Autor     Francisco Rodrigues

     La Flor de la Mar fue construido en Lisboa en 1502, siendo uno de los mejores barcos de la época, casi el doble del tamaño de los barcos más grandes que se habían construido hasta entonces. Su viaje inaugural fue en 1502, bajo el mando de Estevão da Gama, un primo de Vasco da Gama, que zarpó de Portugal hacia la India. Durante su regreso, cargado de especias, debido a su gran tamaño y a su peso le resultó difícil maniobrar en las rápidas corrientes del Canal de Mozambique, frente al Cabo Correntes, teniendo que repararse en Mozambique, llegando a Portugal a finales de 1503.




Cabo Correntes o Cap des Courans. Rigobert Bonne (1727–1795), Partie de la cote orientale d’Afrique avec l’Isle de Madagascar et les cartes particulieres des Isles de France et de Bourbon. Projette et assujetie aux observations astronomiques, Paris 1791. Published in: Atlas moderne ou collection de cartes sur toutes les parties du globe terrestre par plusieurs auteurs

      En 1505 zarpó de nuevo al mando del español João da Nova, formando parte de la séptima flota portugués ad la India, formada  por 22 barcos que transportaban a D. Francisco de Almeida como el primer virrey de la India portuguesa. De regreso, al llegar a Mozambique, tuvo los mismos problemas, quedando el barco atrapado hasta febrero de 1507, cuando llegó la octava armada de la India bajo el mando de Tristán de Cunha. Este auxilió a la nao, descargando parte de su mercancía que cargó en el barco de Antonio de Saldanha, ordenándole partir hacia Portugal, llevando de vacío a la Flor de la Mar y a su capitán en su armada de la India. La nao ya no regresaría jamás a Portugal.

      Dada su gran capacidad, Afonso de Albuquerque quería dar a la corte del rey Manuel I muestra de los tesoros obtenidos en el Reino de Siam (Tailandia), y la usó en el viaje de regreso, a finales de 1511, para transportar el vasto tesoro acumulado en sus conquistas. Cuando Flor de la Mar salió de Malaca hacia Goa, al atravesar el  estrecho de Malaca, quedó atrapado en una tormenta y naufragó en unos bancos de arena (Pires, Tomé, Armando Cortesão, Francisco Rodrigues, 1990, The Suma oriental of Tome Pires, 1512-1515, Laurier Books Ltd, p. 146.).  El buque no sobrevivió a la tormenta y se hundió en la noche del 20 de noviembre de 1511. Afonso de Albuquerque se salvó en las condiciones más difíciles, usando una balsa improvisada, pero el cargamento se perdió irremediablemente ("Nada se salvó, excepto la corona y la espada de oro y el anillo de rubí enviado por el rey de Siam para el rey D. Manuel. Entre las pérdidas, la que más le dolió a Afonso de Albuquerque fue una pulsera que había encontrado en Naodabegea, que encontró admirable con la intención de mostrar al rey, y algunos cuatro (o seis) leones de bronce del sultán de Malaca que tenía la intención de colocar en su propia tumba". Ver The commentaries of the great Afonso Dalboquerque, Second Viceroy of India, Volume 1. Afonso de Albuquerque, Walter de Gray Birch, p. 199-200). Hoy la Flor de la Mar se encuentra en el fondo del mar.




Estrecho de Malaca

Bibliografía
Dieter Dellinger, Texto Publicado na REVISTA DE MARINHA en Abril de 1989
Sérgio Luís de Carvalho, A flor de la mar: 1510-1515 Albuquerque com na India, Texto Ed, 1993.
Diffie, Bailey y George W. Winius D. (1977). Foundations of the Portuguese Empire, 1415–1580. Minneapolis: University of Minnesota Press.
Albuquerque, Braz de (1774). Commentarios do grande Afonso Dalboquerque. Lisboa: Na Officina Typografica Regia. Disponible en Inglés, The Commentaries of the Great Afonso Dalboquerque, Second Viceroy of India. Laurier Books Ltd. / AES 2000.
Santiago Prol, 2002. "João da Nova, un mariño galego ao servizo da Coroa de Portugal”.



      Este artículo fue creado a partir de la traducción del artículo João da Nova de la Wikipedia en inglés, bajo la licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0 Unported y la licencia de documentación libre de GNU.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...