jueves, 10 de mayo de 2012

Homo erectus




A. Llegada a Asia y Australia

  
    El final de Homo erectus en Asia es similar al de los neandertales europeos: coincide con la expansión de los humanos modernos, de los que encontramos restos fósiles en Australia con una antigüedad de 60.000 años, asociados a la industria del Modo II. Por lo tanto, la expansión de Homo sapiens ocurrió antes en Asia que por Europa, donde los restos más antiguos tiene 40.000 años. Las poblaciones humanas actuales se originarían de una única población que comenzó en África hace unos 200.000 años y que llegaría a Australia hace 60 a 45.000 a través de un puente terrestre entre el continente y las islas, ahora inexistente y que se correspondería en cierta medida con la denominada línea de Wallace, hasta hace 8000 años. Nada, entonces, de antecesores Homo erectus, que es lo que proponía la hipótesis multirregional.


Homo erectus. De Anthropark


     Para algunos autores, basándose en el aspecto de los actuales aborígenes australianos, el origen de los primeros australianos tendría que buscarse en poblaciones que evolucionaron del Homo erectus, o bien con miembros de esta especie que se habrían mezclado con H. sapiens. Sin embargo, los restos humanos más antiguos encontrados en Australia responden al de un hombre grácil, y los individuos de tipo robusto encontrados, que son más recientes, se parecen al H. sapiens de Skhul (Israel).


Mapa de Cavalli-Sforza
Cavalli-Sforza, Luigi Luca (2007). La evolución de la cultura. Editorial Anagrama



     Sabemos que en Australia había dos poblaciones de homos: una de cráneos robustos y otra de cráneos gráciles. Por supuesto, en un principio, de acuerdo con la hipótesis multiregional, se supuso que los hombres que habían llegado primero eran los más toscos y primitivos, los cuales habrían, asimilado genes de los Homos erectus de Indonesia. Posteriormente llegaron los gráciles que no tenían nada que ver con los primeros. Sin embargo, cuando se estudiaron bien los restos se descubrió que los restos gráciles eran más antiguos que los robustos.


Dunas del lago Mungo


     Los dos fósiles más antiguos son los de los lagos Willandra y Mungo, conocidos como Willandra50 (WLH50) y Mungo3 (LM3), este último fue el primero en descubrirse en 1974, del tipo australiano grácil, enterrado en una fosa y espolvoreado de ocre. El segundo en descubrirse, en 1980, cerca del lago Garnpung, fue la calvaria WLH50 de un australiano robusto, con toro supraorbital muy marcado, frente aplanada y una capacidad craneal de 1450 c.c.



Lago de Willandra en Australia. (Fot. David Hibberd)

      Después de estudiar estos dos restos se supo que la edad de LM3 era de 62.000 años y la de WLH50 de 20.000 años. El poblamiento de Australia se produjo durante el estadio isotópico 4 (OIS4), que es un estadio frío que se corresponde con el último glaciar europeo. Los cromañones entraron en Europa durante el OIS3, que es un periodo cálido que sucede a OIS4. El nivel del mar estaba bajo, pero solamente 20 u 80 m. menos. Australia y Nueva Guinea formaban una sola isla. La única manera posible para llegar fue usando la navegación, resultando una travesía larga, sólo posible según Noble y Davidson (Noble, W. and Davidson, I.Human Evolution, Language and Mind”. Cambridge University Press 1996), teniendo una capacidad tecnológica suficiente para fabricar una balsa, lo cual supone que se tenga planificación y la capacidad de coordinación suficiente para llevar adelante un proyecto en común, que sólo se puede tener disponiendo de una menta humana y un lenguaje que permita la comunicación por medio de símbolos.


     El individuo grácil LM3 fue enterrado con las manos unidas por delante de las caderas (para tapar el pene). Su existencia hecha por tierra la idea de que los aborígenes australianos porten genes del Homo erectus. Es más probable que estas poblaciones, en condiciones de aislamiento y en el transcurso de 60.000 años, evolucionaran hacia el tipo robusto. 

     Se sabe que en Asia, los Homos erectus convivieron con los Homo sapiens, extinguiéndose hace 27.000 años (restos encontrados en Ngandong).


      En octubre de 2011 se publicó en Molecular Biology and Evolution un estudio que demuestra que los humanos modernos emigraron de África por el sur, a través de Arabia, y no por el norte, a través de Egipto. Muestra igualmente que, nuestros antepasados ​​se expandieron hacia Eurasia por una ruta situada entre Irán y la India, y no por el Oriente Medio como se había postulado hasta ahora.

      El trabajo ha sido realizado por Marta Melé, primera firmante del artículo, Marco Pybus, David Comas y Francesc Calafell del IBE, con genetistas de otros países (EEUU, Holanda, India, Rusia y China), dirigidos por Jaume Bertranpetit, investigador del Instituto de Biología Evolutiva (UPF-CSIC) que, con David Comas, coordina el Proyecto Genographic en Europa. Además ha contado con la estrecha colaboración de varios investigadores del Consorcio del Proyecto Genographic, conjuntamente con un equipo de computación de la empresa IBM.

      La llamada teoría del Arca de Noé o "Out of África" (en referencia al libro de Isak Dinesen) o modelo del reemplazo, proveniente del campo de la biología molecular, postula que las modificaciones genéticas que dieron lugar a la separación del hombre moderno ocurrieron una única vez en África; desde allí se expandieron los seres humanos a través del mundo, reemplazando las poblaciones de homínido premodernas de Europa y Asia, siempre con escasa hibridación. Esta hipótesis se origina a partir de las investigaciones llevadas a cabo en 1987 por Rebecca Cann, Mark Stoneking y Allan Wilson en el ADN mitocondrial (ADNmt), quienes estudiaron doce marcadores o polimorfismos (diferencias) entre las poblaciones de humanos. En seguida encontraron polimorfismos que sólo tenían las poblaciones africanas, lo que permitió separar la población de humanos en dos grandes grupos: africanos y no africanos. A mayor tasa de mutaciones, más antigüedad del grupo. El grupo que presentaba mayor variabilidad o mayor grado de diversidad, y que por lo tanto era él más antiguo, era el africano. Cann, Stoneking y Wilson,  basándose en la tasa de mutaciones, conjeturan que la cuna de la Humanidad fue África.

      El ADNmt se transmite matrilinealmente, por lo tanto, teniendo en cuenta la tasa de mutaciones, se puede afirmar que de las mujeres africanas surge el linaje humano moderno. Los investigadores atribuyen, simbólicamente, nuestro origen a una mujer negra que habría vivido hace 200 mil años. Desde entonces la hipótesis de Out of África se conoce también como la de la Eva Negra o de la Eva Mitocondrial, la cual no representa como en la Biblia la madre ancestral de todos los humanos vivientes, sino la portadora específica de una molécula de ADNmt ancestral que dio origen a todos los ADNmt humanos modernos.


Migraciones humanas en todo el mundo según los datos del ADN mitocondrial, que al heredarse por vía materna, permite analizar las líneas matrilineares del ser humano hasta sus orígenes. Wikipedia



Del blog Iniciativa Atea

      Existe otra  hipótesis rival del modelo de reemplazo, conocida como hipótesis o modelo de la Continuidad Multiregional, proveniente del campo de la Paleoantropología y conocida también como la Hipótesis del Candelabro. Tiene su origen en un trabajo de Franz Weidenreich en los años 1930 sobre estudio de los restos del hombre de Pekín, donde concluía que los dientes prehistóricos en forma de pala eran similares al de algunos pobladores asiáticos actuales y por lo tanto estaban relacionados. Esta hipótesis propone la emergencia simultánea de las poblaciones humanas modernas en los centros principales de población del mundo: África Subsahariana, Oriente Próximo, Asia del este y Asia continental. La hipótesis predice que en cada una de las regiones geográficas mencionadas debería observarse una continuidad morfológica en la frontera existente entre los homínidos anteriores a Homo sapiens arcaicos y Homo sapiens moderno. Actualmente defienden esta hipótesis los investigadores Thorne and Wolpoff,  "The Multiregional Evolution of Humans" in Scientific American (April, 1992). El paleonatropólogo Milford H. Wolpoff (1942) es el autor principal de la hipótesis de la evolución multirregional, defendida en obras como Paleoanthropology (1980 y 1999 ediciones en McGraw-Hill, New York), en colaboración con Rachel Caspari escribieron Race and Human Evolution: A Fatal Attraction, defendiendo la teoria de la Continuidad Multiregional.

     4º.  Homo erectus

     Encontrado desde hace 1'8 Ma. hasta 300.000 años. El primer descubrimiento lo realizó en 1891 el médico holandés Dubois, en el valle del río Solo, cerca de Trinil, en  Java y en 1894  escribió su famoso libro "Pithecanthropus erectus, una forma de transición homínida procedente de Java", creyendo que había encontrado el eslabón perdido. Los H. erectus clásicos habitaron en Asia oriental (China, Indonesia) y su capacidad craneana oscilaba entre 800 y 1200 cm3, con una talla elevadade 1'80 metros. Era muy robusto y poseía un marcado toro supraorbitario y una fuerte mandíbula sin mentón, pero de dientes relativamente pequeños. Presentaba un mayor dimorfismo sexual que en el hombre moderno. La industria lítica que producía pertenece principalmente al Achelense y probablemente conocía el uso del fuego.


     En un principio, también se le llamó Archanthroupus.  Ya hemos dicho que se trata de la evolución que, por aislamiento geográfico, sufrió el Homo ergaster, al llegar a los confines de Asia. Hace casi dos millones de años este homo salió de África, poblando primero Asia y después Europa.  También llamado Pithecanthropus erectus (u Hombre de Java) o Sinathropus pekinensis, según sean encontrados en Java o China. La mayor parte de restos proceden de Java.


Homo erectus pekinensis

     a) Los pitecántropos u hombres de java (Homo erectus erectus)

      A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, los fósiles antiguos de Java y Pekín fueron nombrados como Pitecantropos. Actualmente todos estos restos se clasifican como Homo erectus.  Los restos hallados por el médico anatomista holandés Eugène Dubois en 1894 fueron clasificados como  Pithecanthropus erectus (hombre-mono erguido), más conocido popularmente como "El Hombre de Java" u "Hombre de Trinil". En la década de 1930 el paleontólogo alemán Ralpf von Koenigswald obtuvo nuevos fósiles, tanto de Trinil como de nuevas localidades como Sangiran (a unos 75 km), en total doce especímenes y, en 1938 von Koenigswald identificó claramente un magnífico cráneo de Sangiran, como Pithecanthropus modjokertensis, llamando al que encontró en Modjkerto (Java) Pithecanthropus dubius (1948). Este mismo investigador creía  que el más primitivo de los pitecántropos era el Meganthropus paleojavanicus (von Koeningswald, 1941) que tiene la mayor mandíbula humana conocida hasta la fecha, sin embargo Hoebel piensa que es un A. Robustus.

      En 1940 Mayr atribuye todos estos restos al género Homo (Homo erectus erectus). Mayr, E. (1940) "Taxonomic categories in fossil hominids"; Cold Spring Harbour Symposia on Quantitative Biology 15:109-118.

       Ya hemos visto que entre los restos más antiguos encontramos los procedentes de Sangiran y la calvaria de Modjokerto, con más de 1’5 millónes de años. El yacimiento más reciente es Ngandong, que data del Pleistoceno superior, quizás con menos de 50.000 años de antigüedad.  Los hombres llegaron a Java sin necesidad de navegar. En el mapa de abajo vemos los principales yacimientos.




H. erectus de Sangiran (Java)

     El modjokertensis, con rasgos simiescos marcados, se diferencia mucho más del pekinensis que éste del homo sapiens . Otros fósiles que presentan semejanzas con habilis y ergaster fueron encontrados en 1985-88 en Longgupo (China): se trata de un H. erectus de 1'8 m.a.  En el yacimiento de Gongwangling (China) se descubrió un cráneo (Lantian 2) que tiene una antigüedad de alrededor de un millón de años.

     b)  Los sinántropos u hombres de Pekín (Homo erectus pekinensis)

     Al Homo erectus  también se le llamó Sinanthropus pekinensis u Hombre de Pekín, cuyos restos fueron encontrados en Chu-Ku-Tien (Zhoukoudian) por el anatomista canadiense Davidson Black en 1927, quien demostró el parentesco con el Pithecanthropus erectus, pese a la oposición de Dubois, que creía que el hombre de Pekín era un Neanderthal degenerado. Sin embargo, el primer resto de la especie (un molar superior y un premolar inferior) fue encontrado en 1921 por el geólogo sueco Gunnar Anderson. En la década de 1940, el anatomista y antropólogo físico alemán Franz Weidenreich reinterpretó estos restos como Homo erectus pekinensis, una subespecie de Homo erectus.



Sellos de correos de Uzbequistan

     Otros nombres que recibió el Homo erectus fue el de  Pithecanthropus modjokertensis, que se creía era el más primitivo, seguido por el de Pekín. En 1936, el profesor Woo descubrió en China un nuevo tipo de homínido, menos evolucionado que el Sinántropo, al que llamó Sinanthropus lantianensis, que tiene la única mandíbula de hombre fósil con tendencia a suprimir las "muelas del juicio", cosa típica del hombre actual.    
      


  El mejor estudioso del Sinántropo fue Weidenreich. Los restos humanos encontrados en la cueva de Zhoukoudian se perdieron al comienzo de la II Guerra Mundial, pero Weidenreich había hecho unas réplicas excelentes de los descubrimientos. El hombre de Pekín era tanto caníbal como cazador de cabezas: sacaba la masa encefálica para comérsela, seguramente como una creencia de que así se asimilaba la fuerza espiritual de la otra persona.



Homo erectus. Sellos de Grecia e Indonesia

     Actualmente se piensa que el Homo erectus erectus (Antiguo Hombre de Java) tienen las siguientes subespecies: Homo erectus pekinensis (Hombre de Pekín), Homo erectus soloensis (Hombre de Solo), Homo erectus lantianensis (Hombre de Lantian) y Homo erectus yuanmouensis (Hombre de Yuanmou).





Reconstrucción del "Hombre de Pekín"
   
      El Homo erectus vivió en un clima ligeramente más frío que el actual. Fue un cazador astuto y feroz que se atrevió a matar elefantes, rinocerontes y búfalos, sin duda, provocando estampidas con la utilización del fuego y conduciendo los animales hacia los acantilados para despeñarlos (recordar el mito del  robo del fuego a los dioses -Prometeo-, que es narrado de una u otra forma en todas las sociedades primitivas, en las que un héroe sustrae el fuego del rayo -Zeus-). Se supone que este hombre fue un "ladrón de fuego", pues no se han encontrados instrumentos para producirlo.

      Si la humanidad tiene un solo origen, ha de concluirse que los fósiles de Java proceden de poblaciones cuyos antecesores se separaron de humanos de África antes de la individualización (cladogénesis) de los H. Ergaster, hace 1'8 Ma. Cabe pues afirmar una diversificación del género Homo hace unos 2 Ma. y una expansión a Eurasia no muy posterior. Otra prueba de este importante evento es la mandíbula de Dmanisi (Georgia), de 1'8 Ma. que presenta rasgos progresivos, comunes con H. Ergaster, pero son estrechos el arco dentario y el cuerpo mandibular como en H. Habilis (éste tiene rasgos más parecidos con el Austrlopithecus que con el H. Ergaster); su origen estaría próximo al H. Ergaster. La polémica ha sido zanjada al considerarlo otra especie de Homo sapiens denominada Homo georgicus, un especie de homínido establecida en 2002, aunque algunos paleontólogos afirman que todos los fósiles primitivos del género Homo (clasificados como 'Homo habilis', 'Homo rudolfensis' o 'Homo erectus') pasen a ser considerados miembros de una única especie: el Homo erectus.   

    Otro pitecántropo primitivo es el descubierto en 1954 por Arambourg, en Ternifine (Argelia) al que llamó Atlanthropus mauritanicus; algunos lo consideran como la réplica occidental de Homo erectus.


Mandíbula hombre Ternifine (Wikipedia)



    Dentro de este mismo grupo se clasificó al hombre de Orce, encontrado en el yacimiento de Venta-Micena (Granada), pero actualmente se sabe que es la mandíbula de un equino, ¿o no?. Ver la polémica en la entrada anterior de este blog. 

      Ahora se piensa que Homo erectus no vivió nunca fuera de Asia y, por lo tanto, los restos europeos así clasificados se integran en Homo heidelbergensis, y los africanos en Homo ergaster.

Cuadro sinóptico de la evolución humana

Época21
Edad
Tiempo (absoluto)
Australopitecinos (África)
Homo en África
Homo en Europa
Homo en Asia
Cultura
(reciente)
Actualidad

11.700

H. sapiens
H. sapiens
Neolítico a actualidad
(Escritura, ...)
11.700





126.000

H. sapiens
(195.000-act.)
H. sapiens
(¿40.000-act.)
H. neanderthalensis
(230.000-29.000)
H. sapiens
(42.000-act.)
H. floresiensis
(75.000-13.000)
H. erectus soloensis
(130.000-50.000)
Paleolítico Superior
Musteriense
(Pensamiento abstracto, arte)
126.000





781.000

H. sapiens idaltu
(185.000)
H. sapiens
(195.000-act.)
H. rhodesiensis
(600.000-160.000)
H. neanderthalensis
(230.000-29.000)
H. heidelbergensis
(500.000-250.000)
H. erectus
(1,8 Ma-250.000)
Musteriense
Achelense
(Fuego)
781.000



1,8 Ma
Paranthropus robustus
(2,0-1,2 Ma)
P. boisei
(2,3-1,2 Ma)
Australopithecus sediba
(1,95-1,78 Ma)
H. ergaster
(1,75-1 Ma)
H. habilis
(1,9-1,6 Ma)
H. cepranensis
(800.000)
H. antecessor
(1,2 Ma-780.000)
H. erectus
(1,8 Ma-250.000)
H. georgicus
(1,8 Ma)
Achelense
Olduvayense
1,8 Ma










2,59 Ma
A. sediba
(1,95-1,78 Ma)
P. robustus
(2,0-1,2 Ma)
P. boisei
(2,3-1,2 Ma)
P. aethiopicus
(2,6-2,2 Ma)
A. garhi
(2,5 Ma)
A. africanus
(3-2,5 Ma)
H. habilis
(1,9-1,6 Ma)
H. rudolfensis
(2,4-1,9 Ma)







 


Olduvayense
(Industria lítica)
2,59 Ma






3,6 Ma
A. africanus
(3-2,5 Ma)Kenyanthropus platyops
(3,5 Ma)
A. bahrelghazali
(3,58 ± 0,27 Ma)
A. afarensis
(4-2,7 Ma)




3,6 Ma


5,33 Ma
A. afarensis
(4-2,7 Ma)
A. anamensis
(4,2-3,9 Ma)





Fuente Wikipedia


Arsuaga, J. L. y Martínez, I. (1998). La especie elegida. Ediciones Temas de Hoy, Madrid

Reader, John (1981) Eslabones Perdidos: 39. Fondo Educativo Interamericano, 1982.

Carbonell, Eudald (2005) Homínidos: las primeras ocupaciones de los continentes: 349; Barcelona: Ariel, 2ª edición, 2008.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...