sábado, 15 de diciembre de 2012

Bocairent mágico


Mi blog en catalán

El calvario de Bocairent

      Bocairent tiene una "Ruta turística Mágica". Su territorio está enclavado en gran parte entre las montañas de la legendaria Sierra de Mariola, famosa por la variedad y calidad de sus plantas aromáticas y medicinales, origen del licor conocido como "herbero". Nacen en esta población los ríos Vinalopó y Clariano y también tiene numerosos afluentes como el de la Fuente de Mariola y la fuente de la Coveta


Calvari de Bocairent. Fotografía de Enrique Íniguez Rodríguez (Qoan). Fuente Wikipedia
     
      Empezaremos por el calvario construido por cristianizar un antiguo santuario íbero de culto solar, el cual -según cita Matilde Pepín en "Valencia Mágica"- estaba custodiado por la Leona de Bocairent (una escultura de piedra del siglo V a.C, encontrada en un enterramiento de la cueva de la Sarsa). Se accede al mismo después de cruzar el puente gótico e iniciar la subida en zigzag de su camino empedrado: según la leyenda fue construido por unos misteriosos estudiantes en una sola noche.

       El calvario se construyó en 1536 cuando llegaron al pueblo unos peregrinos que propusieron su construcción, pero los habitantes los tomaron por locos. "Pero de repente, por las noches, comenzaron a aparecer extrañas luces por la cima del cerro sagrado" (Juan G. Atienza "Guía de la España Mágica"). Arrepentidos al ver aquellas señales divinas (la gente decía que los peregrinos eran ángeles de Dios), los vecinos de Bocairent empezaron a construir el camino, tardando menos de un año en construir el calvario.



Lleona de Bocairent. Font: lasalle.es

     El Santuario del Santo Cristo o del Calvario se encuentra a 730 m. de altitud sobre la cima de una colina pelada al norte de la población. Desde este solitario paraje se disfruta de un magnífico panorama sobre todo el valle. De 1537 es la imagen del Cristo de la Montaña-Calvario de Juan de Salas que preside la iglesia del santuario.


Sant Crist de la Montanya de Bocairent. Fotografia:  Carpinet, Jose Antonio Bernat Bacete

     El ermitorio consta de templo con un macizo campanario y un reloj de sol, la hospedería (antiguo Convento de las Beatas emparedadas) a la derecha, y la vivienda del antiguo cura a la izquierda. Nadie habita actualmente este edificio con regularidad. Frente al edificio hay una columna rematada con una cruz metálica en conmemoración de los 62 soldados isabelinos y carlistas que murieron aquí en combate el 22 de diciembre de 1873 en la conocida como "Batalla de la Camorra".



Monumento a los caídos en la batalla de Camorra, que puso fin a las guerras carlistas en 1843 y enfrentó a los ejércitos del, por entonces, brigadier Weyler (bando isabelino) y el coronel Santas (bando carlista). Fotografía: Geocachingby Toscacion y Pathelin



      El interior es grande, de planta rectangular y el piso es de baldosas, con bancos de madera y zócalo que imita el mármol. Tiene arcos apuntados, capillas laterales, un presbiterio elevado sobre gradas y en el centro el retablo del altar mayor formado por dos columnas enmarcando la hornacina con la imagen del Cristo de la Montaña-Calvario.

      En septiembre tiene lugar la "Fiesta de las Luces", con el encendido de tres hogueras delante del santuario recordando las tres luces que, según la leyenda, aparecieron sobre esta montaña por intervención divina. Finalmente, el tercer domingo de mayo se celebra la "Fiesta del Cólera", en agradecimiento por la protección recibida por el pueblo durante la epidemia de 1885. En realidad, estas fiestas son ritos antiguos para agradecer a los dioses paganos la protección que les otorgaban contra tormentas, granizadas y enfermedades.


Las tres luces del calvario recuerdan las apariciones, por las noches, de extrañas luces por la cima de la colina sagrado.. Fotografia:Galería de Jairo Molina

La Cava de San Blas

     Son varios los lugares de interés que podemos visitar, su barrio medieval ha sido declarado conjunto histórico nacional, y se caracteriza por las calles empinadas y estrechas, algunas de las cuales albergan fuentes. En la iglesia parroquial construida sobre un antiguo edificio árabe podremos ver "El guión de san Blas" pintado por Sorolla. Pero sin duda, la Cava de San Blas, construida en el siglo XVI como depósito de nieve, también podría pasar por una representación simbólica del útero materno. Para llegar tenemos que atravesar un túnel excavado en la roca e inmediatamente desemboca en el gran recinto circular. Esto es lo que afirma Matilde Pepín y, aunque no sea cierto, al menos resulta bonito y poético.



Túnel de acceso a la nevera e interior de la misma. Fotografía Gonzalo Vicens

      San Blas y su celebración está relacionada con la fiesta de la luz (Candelaria, que también hemos visto en los Llumeners de Ontinyent) que no es más que una cristianización de una fiesta pagana que se realizaba pasado el solsticio de invierno y consistía en un ritual de purificación, de la destrucción del antiguo para que surgiera el nuevo mejor. Este ritual se manifiesta en la costumbre de levantar grandes hogueras en las montañas o en los pueblos. En septiembre, evocando el atávico ritual, en el calvario de Bocairent se conmemora la Fiesta de las tres Luces.


El guió de Sant Blai durant un processó. Fotografía de Una ELA en mi mochila

Las Covetes dels Moros.

      Las Covetes dels Moros son cuevas que están excavadas en la roca de un barranco, sus aberturas o ventanas se dirigen, o miran, hacia la "montaña sagrada" o calvario. Esta ubicación hace imposible su acceso si no fuera por las escaleras metálicas colocadas en época contemporánea. Lo primero que hay que decir es que no se tienen claro su origen ni su funcionalidad. No hay pinturas ni grabados. Las cuevas están completamente limpias, sin excrementos de animales, lo que dificulta su datación.


Les Covetes de Bocairent. Fotografia de Ontinyent: portal de tu ciudad



Les Covetes de Bocairent. Fotografia de POBRECOURBET (El Cabanyal)



Les Covetes dels Moros. Fotografia: Gonçal Vicens

      Se trata de un grupo de cuevas-ventana, o cuevas artificiales con orificios en forma de ventana, colgadas a mitad de un acantilado rocoso. Situadas en el Barranco de la Fos, en la vertiente derecha, tan sólo a unos 300 m al norte del núcleo urbano medieval de Bocairent.


Covetes dels Moros en la parte norte de Bocairent (cueva de d'En Gomar y Pouet de Sant Vicent). Fotografía: Gonzalo Vicens

      Es el grupo más complejo y numeroso de todos los de la cabecera del río Clariano, donde hay otros pequeños grupos en los barrancos entre Bocairent, Ontinyent y Alfafara. Consta de una cincuentena ventanas, que dan acceso a otras tantas cámaras, así como de 9 ventanas más, que sólo están iniciadas e inacabadas. Las ventanas se disponen en 3 ó 4 niveles pero sin formar "pisos" regulares. Probablemente la mayoría de estas cámaras fueron concebidas para estar aisladas, al menos en un principio, ya que todas tienen argollas de anclaje para las cuerdas y dispositivos para empotrar puertas, marcos, surcos ...., en la actualidad están todas intercomunicadas.


Las Covetes de Alfafara, grupo de Las Ventanas. Fotografía: Gonzalo Vicens

      El conjuntos nos recordará las estructuras vistas al Atlas o en las regiones de Túnez al borde del Sahara. Allí eran y son almacenes de grano y alimentos. Según dicen algunos podrían ser de época visigótica, llegando a esta conclusión por el método de la comparación histórica, es decir, deberían comparado con otras cuevas existentes en diferentes puntos del País Valenciano.



Interior de les Covetes dels Moros. Fotografia València Terra i Mar

      En David Garcés en "Adimensionalencontré un resumen sobres los posibles constructores de estas cuevas:

      1 ª. Que fueron monjes los que realizaron para vivir una vida contemplativa en la montaña. El problema es que estas cavidades están comunicadas entre sí, algo poco probable si han sido construidas por monjes ascetas y solitarios.

       2 ª. Que fueron en época visigoda como lugar de defensa ante ataques extranjeros, ya que en ellos sólo se podía acceder a través de cuerdas, una vez recogidos estos se colocaban dos postigos haciendo imposible su acceso desde el exterior. La datación parece dar la razón a esta teoría pero hay varios problemas. En caso de ser acosados ​​desde el exterior se encontrarían con un grave problema: el agua. Los agujeros encontrados son de piedra caliza, material poco permeable y que dejaría filtrar el agua, por lo tanto no podrían resistir mucho tiempo sin este elemento.

      3 ª. Que fueron familias moriscas las que las realizaron, sirviendo de despensa para los cereales, granos y otros alimentos, teoría interesante y que podría dar respuesta a algunas incógnitas que nos ofrece la piedra labrada.


Vista de Bocairent, en primer plano cueva de En Gomar y Pouet de San Vicente. Al fondo, a la derecha, el calvario. Fotografía Gonzalo Vicens




Valencia mágica, de Matilde Pepín



Pouet de Sant Vicent. Fotografia Gonçal Vicens

Las ermitas de Bocairent
      Hay varias ermitas, pero yo he elegido la de San Antonio Abad o ermita de abajo, para terminar el viaje. Se llama así para distinguirla de la de San Antonio de Padua, que es la "de arriba". Se encuentra a cosa de 1 km. del pueblo, a la izquierda de la carretera que lleva a Ontinyent. Visible desde el Eix, se accede por una entrada señalada por dos pilares de la que arranca un camino de tierra que nos lleva a la ermita.


Sant Antoni Abad o de Baix (Bocairent). Fotografia: Gonçal Vicens

      Se trata de un antiguo y venerable edificio, bien conservado, cuyo origen se remonta a 1504, cuando fue erigido como convento para los padres antonianos. El templo se encuentra adosado por la cabecera con la casa del ermitaño, formando un solo cuerpo. Su planta es rectangular, de altos muros de obra de mampostería reforzados por contrafuertes con tejadillos. La cubierta es de tejas a dos aguas y sobre la pared lateral anexo a la casa del ermitaño se levanta, medio escondida, la espadaña barroca con campana y cruz de forja.

      La pequeña puerta de entrada se abre en un lateral, entre dos de los contrafuertes. De dos sencillas impostas arranca un arco románico de amplias dovelas que enmarca las hojas emplanchadas de la puerta. Sobre ella hay unos antiguos símbolos y un escudo de piedra y, más arriba, un retablillo cerámico con la imagen del titular y farola de forja.



Sant Antoni de Baix. Fotografía: Geocaching by Toscacion y Pathelin

    El interior se cubre con bóveda de arista con nervios que arrancan de unos arcos góticos sostenidos por columnas embebidas. En la intersección de las nervaduras hay florones de piedra con motivos vegetales o heráldicos. Las paredes están recubiertas con pinturas murales fechadas en los siglos XVI-XVII. Estos frescos, de estilo popular, están atribuidos a los pintores locales marginados Armengual y Onofre Llorens. Este último fue el autor del retablo original del altar mayor, destruido durante la Guerra Civil. Existe también un púlpito de obra, con escalera exterior.


Interior de Sant Antoni de Baix. Fotografía: Geocaching by Toscacion y Pathelin



La luz de la esperanza (3). Fotografia de Carpinet, Jose Antonio Bernat Bacete

      Esta ermita tiene una particularidad muy curiosa: cada año, el día de la festividad de San Antonio Abad (17 de enero) a las 17:00 h, los rayos del sol penetran por un pequeño orificio e iluminan la cara del santo a el altar. Este efecto se debe a la exacta orientación de la ermita que la convierte en un reloj solar muy preciso.



El rayo iluminando el rostro de San Antonio. Interior de San Antonio de Baix. Fotografía: Geocaching by Toscacion y Pathelin



     Hasta 1860 tenía lugar aquí cada 5 de febrero el acto de cambio de bandas a los nuevos capitanes y alférez de la filà dentro de las fiestas de Moros y cristianos, celebración que ahora se realiza en la iglesia de las Agustinas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...