viernes, 8 de marzo de 2013

Interpretaciones del gnosticismo


      Siguiendo la obra El nacimiento del cristianismo y el gnosticismo de Francine Culdaut, daremos la siguiente relación sobre las interpretaciones del gnosticismo (Pág 11-15).


1. Una helenización del cristianismo

1.1. Una corriente de la filosofía cristiana. 

      Ferdinand Christian Baur (1792-1860), teólogo alemán, puede ser considerado como el iniciador de la investigación sobre la gnosis. Baur en sus indagaciones presenta el gnosticismo no como una herejía, sino como una nueva religión, que estaría muy influenciada por tradiciones religiosas y culturales anteriores al cristianismo. Baur, quizás en un juicio demasiado prematuro, afirmó que la gnosis era el punto de partida de una filosofía de la religión que culminaría en Hegel.




Ferdinand Christian Baur (1792 - 1860)

      Para intentar desvincular el cristianismo de las corrientes gnósticas, Bauer realizará una exégesis del Nuevo Testamento (Exégesis del griego ἐξήγησις "explicar"), es decir, una interpretación crítica y completa del texto religioso, con la finalidad de extraer  su auténtico significado. Se considera al judío Filón de Alejandría (helenista) el iniciador de este método (exégesis) de análisis de las escritura, que será adoptado, con algunas modificaciones, por la mayoría de los Padres de la Iglesia (exégesis tipológica, figurativa etc.).

     Karl Heinrich Adelbert Lipsius (1830-1892), teólogo protestante liberal, dice que el gnosticismo nace sobre la base del cristianismo, aunque se convierte en una deformación o adulteración del mismo. En el siglo II el cristianismo ha sufrido un proceso de expansión considerable que le obliga a medirse con la cultura y la filosofía pagana, cultura que ya presentaba un cierto grado de sincretismo debido a las aportaciones de los cultos orientales (cultos egipcios de  Mitra y Osiris) de carácter salvífico (soteriológico), defendiendo una historia lineal humana que culmina con el final de los tiempos y la resurrección de la carne (parusía). 




Karl Heinrich Adelbert Lipsius (1830-1892)

     La gnosis, quedó profundamente influida por esta amalgama de filosofía griega (platonismo, pitagorismo) y los cultos mistéricos de procedencia oriental, de tal modo que abandonó el realismo de la Iglesia para abrazar modelos de explicación de la realidad y del universo simbólicos e idealistas.

1.2. La gnosis como secularización del cristianismo naciente.   
         
      Adolf von Harnack (1851-1930) publicó una síntesis de la literatura gnóstica y, según él,  el gnosticismo sirvió como acicate y tuvo un lugar destacado en la formación de los dogmas del credo cristiano de la Iglesia en el  siglo II, así lo señala en su Historia de los dogmas”.



Adolf von Harnack (1851-1930)

      Harnack rastreó la influencia de la filosofía helenística en la escritura cristiana temprana y exhortó a los cristianos a cuestionar la autenticidad de las doctrinas que surgieron en la iglesia cristiana primitiva. Rechazó la historicidad del Evangelio de Juan a favor de los evangelios sinópticos, criticó el Credo de los Apóstoles, y promovió el Evangelio Social.

      Harnack observa una oposición  entre el Evangelio y el dogma. El dogma sería una creación del espíritu griego que tiene como fundamento el Evangelio, una traducción del mensaje evangélico en términos tomados de las categorías de la filosofía griega. Cuando la helenización del mensaje se ha hecho de manera radical y aguda, el cristianismo desemboca en el gnosticismo, lo que Harnack traduce por “secularización aguda”. Cuando la helenización se ha llevado a cabo progresiva y lentamente, el cristianismo primitivo se transforme en un cristianismo dogmático: al endurecerse, se convierte en católico.
  
     Los principales dogmas de los cristianos vienen definidos en el Credo de los Apóstoles, destacando la creencia en un Dios Padre creador del cielo y de la tierra, en su hijo Jesucristo, concebido por la Virgen María por obra y gracia del Espíritu Santo. Los cristianos tienen una creencia monoteísta, creen en un solo Dios y tres personas distintas (Trinidad), de manera que se considera herejía toda creencia que negara el carácter trinitario de la Divinidad (el gnosticismo, el arrianismo, el pelagianismo, entre otros).  Otros dogmas importantes son la creencia en el perdón de los pecados por medio del Bautismo, creencia en la vida eterna después y por medio de la muerte y la creencia en la existencia de creaturas espirituales, que fueron creadas por Dios, llamados ángeles, una tercia parte de estos, se rebelaron contra Dios, encabezados por Lucifer y fueron arrojados al Infierno, son llamados demonios.



      En el siglo XIX, la Escuela teológica de Tubingia, influenciada por el método histórico-crítico, dedicó grandes esfuerzos para la  interpretación de la Biblia y la comprensión del Jesús histórico (véase escuela de Tubinga). El trabajo de Harnack, en parte, es una reacción a la escuela de Tubinga y representa una revalorización de la tradición. Sin embargo, se declaraba partidario de la libertad absoluta para estudiar el Nuevo Testamente, no deseaba "tabú" alguno, ni áreas de investigación que no pudieran ser examinadas críticamente.  Desconfiaba de la teología especulativa y demostró un gran interés por el cristianismo práctico, instando a llevar una digna vida religiosa, más que dedicarse a la especulación teológica. Algunos de sus discursos sobre asuntos sociales fueron publicados bajo el título de "Ensayos sobre el Evangelio Social" (1907).

     Harnack negó la posibilidad de los milagros, pero argumentó que Jesús pudo haber realizado actos de curación que parecían milagrosos. Se niega a creer que la rotación de la tierra pudiese ser detenida, que un asno pudiese hablar o que una tormenta se calmara con una palabra; pero si cree que los cojos pudiesen andar, que se devolviese la vista a un ciego, o el oído a los sordos, lo que podría tomarse como milagroso.
1.3. En relación a la religión mistérica.

      En el seno de esta relación con el helenismo, G. Koffmane (1881) en Die Gnosis nach ihrer Tendenz und organisation, 12 Thesen (Breslau, 1881) sitúa al gnosticismo en el marco del desarrollo de los cultos mistéricos del mundo helenístico.




El Divino Salvador, Museo de Arte Religioso, Cuernavaca, Mor. Por Tach Jrez. Hra. Fuente: Flickr

2. Situación del gnosticismo en relación con las religiones antiguas.

2.1 Un origen samaritano

    A. Hilgenfeld (1884) en su Die Ketzergeschichte des Urchristentums (Leipzig, 1884) señala que el gnosticismo tiene un origen distinto al cristianismo, relacionado con un movimiento o secta perteneciente a la religión judaica de los samaritanos.

2.2. Origen babilónico.

       K. Kessler, plantea que diferentes movimientos religiosos de gran influencia, sobretodo en Asia (gnosis, mandeísmo, y maniqueísmo) habrían tenido un origen común en un conjunto de creencias e ideas provenientes del antiguo paganismo babilónico. La propia gnosis tendría un origen asiático, siendo maniqueísmo y mandeísmo descendiente de esta primitiva  gnosis (o degeneración, según se vea).

      W. Anz, trabajando en la ascensión del alma y en la especulación sobre los siete cielos, características del gnosticismo, encuentra su origen en las antiguas religiones babilónicas.



Recreación de la antigua ciudad de Babilonia.
2.3. Origen egipcio
.
       A. E. Amelineau en su ensayo monumental obra (14 volúmenes) Ensayo sobre el gnosticismo egipcio (Essai sur le gnosticisme égyptien, ses dévelopoements et son origine égyptienne, París 1887), demuestra que los primeros gnósticos pertenecientes a ambientes judíos (Cerinto, Simón el Mago y Menandro), habrían tomado su doctrina de Egipto.

3. Una fenomenología del gnosticismo

3.1. Según la historia de las religiones.

      La Religionsgeschichtiliche Schule nace en  Gotinga como una nueva manera de investigar las religiones: se trata de estudiar las religiones abandonando todo punto de vista dogmático, desde un punto de vista comparativo, es decir, confrontando las distintas religiones en función de los descubrimientos y datos con los que entonces se contaba. El objetivo que se pretendía era captar los elementos propios de cada religión y los elementos prestados de otras tradiciones religiosas. Los trabajos de Gunkel y de Bousset inscriben a las religiones bíblicas en el marco de las religiones orientales.

      W. Bousset (1865-1920) publica Hauptprobleme der Gnosis (Gotinga, 1907) buscando el origen del gnosticismo en los mitos y figuras divinas babilónicas, afirmando que los mitos de salvación en la gnosis son anteriores al cristianismo, aunque de manera sincrética se habrían mezclado con el Jesús Salvador (en el sentido del Jesús Celeste).

      Para comprender el cristianismo primitivo toma en consideración el judaísmo, el helenismo y los cultos mistéricos, abriendo con ello una nueva vía para el estudio de los círculos neotestamentarios y las doctrinas cristianas. Por primera vez se plantea el problema de las relaciones entre la gnosis y el Nuevo Testamento. Bousset concluye que los mitos de Salvación en el gnosticismo no provienen del cristianismo sino que son anteriores. Bousset adopta así una posición contraria a la teoría de Harnack, que pretendía ver en el gnosticismo la primera teología cristiana.



Paulo discutiendo con los judíos, placa de esmalte champlevé del siglo XII

     R. Reitzenstein (1861-1931) afirma que la gnosis tiene su origen  en Oriente, especialmente en las tradiciones religiosas iranias (Persia e Irán). Nos revela nuevas fuentes, en particular el Canto de la perla (que se encuentra en los Hechos de Tomás). Lo ve como un texto capital para la comprensión de la gnosis, y descubre en él el mito del “Salvador-Salvado”. Vemos plasmado con claridad el modelo de redención iranio en el maniqueísmo y el mandeísmo, cuyo centro es la identidad entre Dios y el alma.

3.2. Gnosis y Nuevo Testamento

      La nueva orientación en la percepción de la gnosis, que ahora es presentada como una religión de salvación, llevará a los estudiosos de la Sagrada Escritura a buscar las posibles relaciones entre el gnosticismo y determinadas  doctrinas del N.T.

      R. Bultmann (1884-1976) al estudiar el cuarto evangelio –el de Juan-  observa que éste presente a Jesús  como mensajero celeste (Jesús celeste) muy cercano al mito iranio de la salvación. Según él, Juan habría tomado de los mandeístas –baptistas de carácter gnóstico- su concepción de la Salvación. Los bautistas o baptistas enfatizan la necesidad de una fe personal y genuina en Jesucristo para obtener la salvación, ponen especial énfasis en el principio de la salvación sólo por la Gracia por medio de la fe.




Resurrección de Jesucristo (Museo del Louvre). Brazalete de esmalte champlevé, Mosan de alta calidad del siglo II, un poco dañado. El arte Mosan es un estilo de arte regional del valle del Mosa, en la actual Bélgica, de los Países Bajos y Alemania. Por lo general se refiere al arte que se desarrolla durante el románico.  

     Vielhauer prosiguió el estudio de las relaciones entre el N.T, el cristianismo primitivo, y el gnosticismo; línea de investigación que hoy permanece abierta.

      Hans Jonas inició bajo la dirección de R. Bultmann una investigación filosófica sobre la esencia del gnosticismo: busca la unidad, la coherencia interna de los sistemas de representaciones gnósticas. Escribió Gnosis und spätantiker Gesit. I.- Die mythologische Gnosis, mit einer Einleitung zur Geschiche und Methodologie der Forschung (Gotinga, 1934). Perseguido por el nacional socialismo prosiguió su trabajo tras la Guerra y publicó II.- Von der Mythologie zur mystichen Phisophie (Gotinga, 1966). Su obra es imprescindible para el conocimiento de gnosticismo.



4. Conclusión
      Después del descubrimiento de los manuscritos de la biblioteca gnóstica de Nag Hammadi la dirección en cuanto al estudio del gnosticismo sigue siendo diversa, aunque la podamos resumir en las siguientes tres posturas:

     a) Una gran parte de los estudiosos del tema inscriben la gnosis en la Historia de las Religiones (como hemos visto anteriormente), como una religión de la que derivan otras muchas, como el cristianismo.

      b) Algunos investigadores afirman que es tan sólo una herejía cristiana.

     c) Otros en línea semejante a la anterior, afirman que el gnosticismo fue un gran movimiento teológico-filosófico, no una religión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...