Passa al contingut principal

Órdenes militares, batallas y cine en Uclés

      Uclés formaba parte de la cora de Santaver,  de la que fue una de sus ciudades más importantes. En 1085 Uqlīsh es ocupada por los cristianos, que instalaron una guarnición, aunque teóricamente pertenecía al patrimonio de al-Qádir, rey de Valencia (1086–1092). Los cristianos son expulsados después de Batalla de Zalaca (o Sagrajas, 1086). En el año 1091 (según la leyenda), Alfonso VI  la adquiere como dote al amancebarse con la princesa Zaida (nuera del rey Almutámid de Sevilla) -sexta de sus esposas- quien le dio un hijo varón, el príncipe Sancho Alfónsez
Al fondo se puede observar la fortaleza de Uclés. Foto: Gonçal Vicenç
Fortaleza de Uclés. Foto: Gonçal Vicenç
    El año 1108 se libró la Batalla de Uclés entre las tropas cristianas de Alfonso VI de León y las almorávides de Alí ibn Yúsuf, hijo de Yúsuf ibn Tasufín, el primer califa almorávide. En la batalla murieron 3000 cristianos y supuso la derrota del ejército cristiano, muriendo  Sancho Alfónsez, único hijo varón de Alfonso VI de León y de la  princesa Zaida.

  En 1157 pasa de nuevo a manos cristianas, al cambiarla Alfonso VII por Alicún (Almería) con ibn Mardanís, más conocido para los cristianos como el rey Lobo de Murcia.
Defensas de Uclés. Foto: Gonçal Vicenç
Fortaleza de Uclés. Foto: Gonçal Vicenç
Torres de la fortaleza de Uclés. Foto: Gonçal Vicenç
La Orden de Santiago

    En 1174 Alfonso VIII cedió la ciudad a la Orden de Santiago, siendo desde entonces la casa principal de la Orden, su Caput Ordinis. Paralelo a esta cesión el convento de Uclés fue un lugar de formación para los hijos de los nobles. Ese mismo años, se nombró como maestre de la Orden de Santiago a don Rodrigo Manrique, padre del poeta Jorge Manrique.
Sede de la Orden de Santiago (Uclés). La portada de la fachada Sur fue finalizada en 1735 (siglo XVIII) se atribuye a Pedro de Ribera. Foto: Gonçal Vicenç
Escalera principal y un lienzo  de la Inmaculada Concepción de escasa calidad pictórica (siglo XVIII). Foto: Gonçal Vicenç
     En 1475 hubo guerra por apoderarse de Uclés entre don Diego López Pacheco, segundo marqués de Villena, y don Rodrigo Manrique, quien  logró apoderarse de la fortaleza. En 1479 Jorge Manrique, caballero de la Orden de Santiago, Trece de Santiago (el Concejo de los Treces -Tecenazgo- elegía al maestre de la orden) y Comendador del castillo de Montizón (cerca de Beas del Segura) fue herido mortalmente en las proximidades del Castillo de Garcimuñoz, murió en Santa María del Campo (Burgos) y recibió sepultura en la antigua iglesia del convento de Uclés junto a su padre. En su honor, hoy día, se celebran (en Garcimuñoz, Santa María del Campo y Uclés) las jornadas denominadas «Triángulo manriqueño».
Refectorio con el artesonado de casetones octogonales, tallado en madera de pino, con bustos que representan a caballeros de la Orden con la cruz de Santiago al pecho y el busto de Carlos V con los atributos imperiales. Obra de Pedro García de Almaguer y Francisco de la Flor (1548). Foto: Gonçal Vicenç
Tumba de Jorge Manrique y su padre (Uclés). Foto: Gonçal Vicenç
    Entre 1528-1602 se terminan las obras del actual monasterio, impulsadas por Felipe II, en el que sobresale su claustro del siglo XVII con dos pisos de galerías; la iglesia, que fue diseñada por Francisco de Mora, discípulo de Juan de Herrera, y la portada del Medio Día, de estilo churrigueresco y atribuida a Pedro Rivera.
La sede de la Orden de Santiago fue diseñado por Enrique Egas y su ejecución corresponde a los siguientes maestros: Francisco de Luna, Gaspar de Vega, Pedro Tolosa, Diego de Alcántara y Bartolomé Ruiz (siglo XVI). Foto: Gonçal Vicenç
Guerra de la Independencia

   En 1809 tuvo lugar una batalla en Uclés entre las tropas napoleónicas y españolas durante la guerra de Independencia. Los franceses, después de ganar la batalla, cometieron toda clase de tropelías en el pueblo y en el monasterio. Las casas y el monasterio fueron saqueados. Los monjes, cargados con angarillas  y albardas, sufrieron mofa, los hombres degollados en la carnicería y unas 300 mujeres, primero fueron violadas y luego acallados sus clamores quemándolas vivas en la iglesia del pueblo.
Ayuntamiento de Uclés. Foto: Gonçal Vicenç
Placa en memoria del saqueo y la cruel represión del ejército francés. Foto: Gonçal Vicenç
Ayuntamiento de Uclés. Foto: Gonçal Vicenç
Plaza de Uclés. Foto: Gonçal Vicenç
Un pueblo de cine
      En Uclés se han rodado varias películas y algunas series, como La Daga de Rasputín (Jesús Bonilla, 2011), Los fantasmas de Goya (Miloš Forman, 2006), Alatriste (Agustín Díaz Yanes, 2006), El Puente de San Luís Rey (Mary McGuckian, 2004), Farinelli (Gérard Corbiau, 1994), El rey pasmado (Imanol Uribe, 1991), La última bandera (Ottokar Runze, 1977), Los cuatro mosqueteros (Richard Lester, 1975)… y series como Águila Roja (José Ramón Ayerra Díaz), Los ficheros secretos de la Inquisición (David Rabinovitch), Los misterios de Laura (Pau Freixas)…  
 
  
         


Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

La clasificación actual de los seres vivos

En 1969 R. H. Whittaker(1920–1980) propuso el esquema de clasificación que reúne a los seres vivos en los cinco reinos.  Whittaker separó a los hongos en un reino aparte de las otras formas de tipo vegetal, ya que los hongos no podían ser considerados vegetales.


Robert Harding Whittaker (1920–1980)
Esta clasificación está basada en el tipo de organización celular: distinguiendo entre una estructura procariota (su contenido intracelular está esparcido en el citoplasma) o eucariota, con membrana que encierra el núcleo separándolo del citoplasma; en la forma de nutrición: autótrofa por fotosíntesis o heterótrofa por absorción; en la morfología y bioquímica de los organismos sin incluir análisis moleculares ni características evolutivas.





Los cinco reinos (Animalia, Plantae, Fungi, Protista y Monera) según  Whittaker.
     El primero en intentar una clasificación de los seres vivos fue Linneo, quien en 1735 los catalogó en dos reinos: Animales y Plantas. En 1886 Haeckel había dividido a …

Transformismo: Lamarck y Darwin

Dediquemos un momento a analizar las últimas etapas deltransformismo, la teoría de Lamarck y  la teoría de la evolución de Darwin. Hemos seguido sucintamente el artículo Darwin: el genio de los orígenes, publicado en Sin Dioses.



Fuente: Sin Dioses

     En 1809, Jean Baptiste Lamarck propone la idea del transformismo en la evolución. Este proceso fue explicado como una progresión continua, desde los organismos más sencillos y pequeños, pasando luego a las plantas y animales más complejos, hasta llegar al máximo de la perfección: el hombre. La teoría evolutiva de Lamarck fue formulada tomando en consideración los siguientes principios evolutivos: existencia de un impulso interno haca la perfección en todos los seres vivos; la capacidad de los organismos para adaptarse a los cambios ambientales y, finalmente, el principio de uso y desuso de los órganos.
La teoría de Darwin se basa en la herencia de los caracteres adquiridos. Darwin regresó de su viaje en 1836 y en sus notas expone tres…

El Mito de Sophia

Vamos por la parte octava del estudio. En gran número de sistemas gnósticos el Eón Sabiduría -Sofía o Acamoth-, juega un papel importante. En algún sentido parece representar el principio femenino supremo, como por ejemplo, en el sistema ptolemaico, en el que la madre de los siete cielos se llama Achamoth, o en el sistema valentiniano, donde se llama Sophia, la Sabiduría de arriba. Para muchos este principio femenino es anterior al mundo noumenal, el de los Eones creados. Así en el sistema arcontiano encontramos una “Madre luz” que vive  más allá de los cielos de los Arcones, y se la conoce como (meter ton panton) la Madre de todo, y otro tanto en la gnosis de Barbelo, donde la fémina Barbelo es la contrapartida del Padre Desconocido, lo que también se da en los Ofitas descritos por Ireneo en Contra las Herejías III.7.4).

La prostituta de Babilonia, un potente argumento que apoya la figura de Barbelo
      En toda la exposición que a continuación veremos, una cosa nos quedará c…