lunes, 26 de enero de 2015

Beato Corsini

      El segundo códice miniado del que nos ocuparemos es el Beato Corsini, llamado así por conservarse en la Biblioteca dell'Accademia nazionale dei Lincei e Corsiniana de Roma (S. 40 E.6). Es un manuscrito visigodo-carolino del siglo XII, procedente del Monasterio de Sahagún, de iluminador desconocido.


Biblioteca dell'Accademia nazionale dei Lincei e Corsiniana de Roma Foto: McDuran


Ruinas del Monasterio de Sahagún, Leon. Foto: Davidh820 en Wikipedia


El alcalde de Sahagún posa con el códice (observar el tamaño) y los responsables de la editorial burgalesa Siloé, editora del facsímil. Foto: Acacio. Diario de León

     Sus dimensiones son 163x93 mm, con 171 folios de pergamino de buena calidad, 14 folios en letra visigótica y el resto en carolina, a una columna con unas 37-40 líneas por página. Según Turismo Prerrománico se han perdido la mayoría de sus imágenes, conservándose en la actualidad sólo ocho de ellas.


    El códice empieza a conocerse por la comunidad científica, por primera vez, en el siglo XVII, resultando un manuscrito de análisis complicado, puesto que sufrió grandes mutilaciones que afectaron a las imágenes. Tiene dos partes diferenciadas, incluso con tipos de letras diferentes, sin referencias a su origen ni sobre sus autores.
    Actualmente sabemos que procede del Monasterio Real de San Benito de Sahagún, pero otros autores sitúan su origen en algún monasterio navarro o aragonés, pero siempre dentro de España. Sin embargo, todavía no está resuelto el scriptorium de procedencia, ni su fecha de creación, pues sus dos partes diferenciadas podrían corresponder a dos manuscritos diferentes, en cuyo caso la primera podría ser de finales del siglo XI y la segunda hasta un siglo posterior, o que se trate de un único manuscrito de la segunda mitad del XII. 


Folio 166v: El séptimo ángel derrama su copa.
       Este beato es un ejemplar de tamaño mucho más reducido que el resto de beatos, todos los cuales recogen los comentarios sobre el Apocalipsis de San Juan que realizó el beato de Liébana el año 776, abad del monasterio San Martín de Turieno (actualmente conocido como Santo Toribio de Liébana), estas apostillas se conocen como el Beato de Liébana.
     Los llamados beatos son las diferentes copias realizadas de este libro que pretendía calmar a los creyentes que veían cercano el fin del mundo a causa de la invasión musulmana y el final del reinado cristiano visigodo.
     Actualmente se conservan alrededor de 31 beatos, de los que 24 (27 según otros) contienen miniaturas, aunque pocos se conservan sin mutilar. De algunos de ellos solo quedan páginas sueltas, pero por referencias se conoce que formaron parte de beatos completos. Este tipo de obras se realizaron solamente en la geografía española prácticamente, ya que sólo hay uno realizado fuera de ella: el Beato de Saint-Sever. El Beato de San Severo, códice del siglo XI, es una obra realmente excepcional desde el punto de vista de la miniatura altomedieval española, aunque no hay duda que se trata de la copia de un manuscrito español y que su autor principal era también español.


Mapamundi del Beato de Saint-Sever. Foto: Univ. de Cantabria

     Son libros escritos entre los siglos X al XIII, considerándose, a grandes rasgos, prerrománicos a los realizados en los siglos X y principios del XI y puramente románicos a los escritos en los siglos XI (mediados), XII y XIII.
   Se cree que perteneció Conde Duque de Olivares, incluido en un amplio conjunto de códices que requisó de iglesias y monasterios y que fueron vendidos por sus herederos. Se sabe que hacia 1693 pertenecía al erudito español Juan Lucas Cortés, quien lo vendería al Cardenal Aquaviva durante su visita a Madrid en 1701. Aparece por primera vez documentado el año 1738 en el inventario de la biblioteca del Cardenal Corsini como el volumen "CORS 369", aunque no hay ninguna referencia a este manuscrito en otros dos catálogos de dicha biblioteca confeccionados en 1755 y 1786.


Clemente XII de Agostino Masucci
    El nombre de nacimiento del cardenal floretino Corsini, futuro papa Clemente XII,  fue el de Lorenzo Corsini y pertenecía a la casa de Castigliano, marqueses del Sacro Imperio Romano Germánico. Era el primogénito del conde palatino Bartolomeo Corsini y de su esposa Elisabetta Strozzi, de la casa marquesal de Forano.
Descripción
        Según los especialistas, Este “Beato” es atípico por su pequeño tamaños, pues el resto de las copias de los Comentarios al Apocalipsis son mayores.



        Aunque sufrió mutilaciones, el libro se conserva en muy buen estado y parece haber sido utilizado en escasas ocasiones. Se caracteriza por tener dos partes bien diferenciadas (la primera consta de 14 folios -del 144 al 156, más parte del folio 106- escrito en letra visigoda redonda), y la segunda que incluye los 157 folios restantes, está escrita en letra carolina.

     Los catorce folios que se conservan en letra visigótica, presentan una escritura de gran calidad en color marrón claro con iniciales en rojo y sobre un rayado mucho más marcado que en el resto. Contiene un fragmento de un comentario anónimo sobre el
Apocalipsis sin ninguna relación con la obra en la que está insertado. 


     El resto del manuscrito –la parte principal-  está escrita sobre un rayado muy poco perceptible, en letra carolina. Según el estudioso padre Zacarías García Villada los Comentarios al Apocalipsis que contiene el manuscrito están incompletos y, además, contienen graves errores que llevan a decir al erudito que "Las múltiples lagunas del texto, así como sus infinitas confusiones demuestran la ignorancia crasa del copista".



El padre Zacarías García Villada

      Sobre las pocas miniaturas conservadas también observamos que corresponden a dos estilos muy diferenciados, aunque aquí la proporción se invierte, pues la mayoría son de un estilo más antiguo, relacionado con la más pura miniatura mozárabe.

     Todo ello nos lleva a pensar que a finales del siglo se escribió un Beato en el que se reutilizaron los restos de otro manuscrito al menos cien años anterior  y que no era una copia de los Comentarios de Beato de Liébana sino de un original diferente.

Conclusiones

       El tamaño pequeño del manuscrito es el habitual en los libros de hora, pero único en la gama de los beatos. Además, todavía no sabemos si se trata de un único códice escrito e iluminado por varias manos o de dos manuscritos y, en ese caso, si la mayoría de las imágenes, las que parecen más antiguas, provienen del primero aunque se hayan utilizado intercaladas en la segunda fase.


Galería


  Folio 166v. El séptimo ángel derrama su copa


Folio 126r. La destrucción de Jerusalén. El degüello de Enoc y Elías



Folio 155v. Jesucristo entre sus discípulos




Folio 170r. Cristo sentado en su trono



Bibliografía
Historia de España de Menéndez Pidal: Tomos VI y VII*
SUMMA ARTIS: Tomos VIII y XXII
L'Art Préroman Hispanique: ZODIAQUE
Arte y Arquitectura española 500/1250: Joaquín Yarza
A propósito del Códice 369 de la Biblioteca Corsiniana de Roma: J.J. Gómez Arcas


Portales

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...