Passa al contingut principal

La Mancha de Montaragón

Castillo de Garcimuñoz

     Visitaremos un lugar donde los musulmanes crearon todo un sistema defensivo en el lugar conocido como La Mancha de Montearagón, mediante la construcción de pequeñas torres defensivas o alcázares.


Torre del castillo de Garcimuñoz. Fot: Gonçal Vicens

    
      El topónimo "Mancha de Monte Aragón" provendría del hecho de que los castellanos que viajaran hacia Valencia (que ya había sido conquistada por Jaime I de Aragón en 1238) "montaban" (subían) hacia Aragón, al pasar por este territorio, situado a mayor altitud.


  

"Al-Bassit" o la llanura, término árabe que da lugar al nombre Albacete. Vista desde el castillo de Chinchilla de Aragón. Fot: Gonçal Vicens






La autovia A-3 (Valencia-Madrid) a su paso por Chinchilla. Al fondo Albacete. Fot: Gonçal Vicens



      El territorio que nos ocupa fue conquistado en el siglo XII por el rey Alfonso VIII tras ocupar la ciudad de Cuenca (1177), durante su avance hacia Alarcón y Moya. Unos de los primeros lugares ocupados fue el actual Castillo de Garcimuñoz, que recibe el nombre del caballero García Muñoz, que acompañaba al rey y fue nombrado alcaide y encargado de su repoblación. La repoblación de Alfonso VIII se realizó con gentes provenientes de Extremadura y Burgos.




Castillo de Garcimuñoz. Fot: Gonçal Vicens




En una torre como esta, en la primitiva de yeso, Don Juan Manuel escribió la mayor parte de su obra en el Castillo de Garcimuñoz. Fot: Gonçal Vicens




Castillo de Garcimuñoz. Fot: Gonçal Vicens


Castillo de Garcimuñoz. Fot: Gonçal Vicens



Castillo de Garcimuñoz. Fot: Gonçal Vicens

   

     Posteriormente, Alfonso X el Sabio nombra a su hermano, el infante Don Manuel (hijo de Fernando III el Santo), Adelantado Mayor del territorio llamado La Mancha de Monte Aragón, del que también forman parte las tierras de Alicante y Murcia.

     De esta manera surge un señorío particular, denominado señorío de Villena, cuyos territorios acabarán siendo tan grandes como un reino.





Font: Wikipedia

     

    El señorío de Villena con Don Juan Manuel (hijo de Don Manuel), a partir de 1298, adquiere gran poder gracias a su apoyo a Sancho en el conflicto sucesorio contra su padre Alfonso X. Don Juan Manuel habitó gran parte de su vida en el Castillo de Garcimuñoz (en la torre tenía sus tesoros) y fue aquí donde escribió casi toda su obra literaria.






Retrato que se supone representa Don Juan Manuel. Retablo Virgen de la leche de la catedral de Múrcia. Detall del sepulcre de don Joan Manuel a Peñafiel. Font: Wikipedia



     El marquesado de Villena tiene cuatro núcleos importantes: Alarcón, Chinchilla, Villena y Garcimuñoz, desde los que don Juan Manuel lanzará ofensivas contra la corona castellana, ya que Alfonso XI había repudiado a su hija Constanza y la mantenía presa en el castillo de Toro.
 


Constança Manuel de Villena i Barcelona. Alfonso XI de Castilla

     

      Ante los ataques del señor de Villena, el rey Alfonso XI rompe los pactos con Aragón y ataca el señorío desde Cuenca y Murcia. Don Juan Manuel se reconcilia con el rey, gracias a la intercesión de su suegro, el rey de Aragón Jaime II, pero de nuevo declaró la guerra al rey Alfonso XI hasta que éste le devolvió a su hija Constanza (1328), quien casó con el rey Pedro I de Portugal.

     Este hecho ocasionó que el rey castellano le arrebatar a Don Juan Manuel sus territorios. El marquesado de Villena estuvo un largo tiempo bajo la tutela de los re aragoneses, pero, finalmente en 1445 Don Juan Pacheco es nombrado Marqués de Villena. Es la época de los válidos Álvaro de Luna y Beltrán de la Cueva. Los reyes Juan II y su hijo Enrique IV son meras figuras ante el poder de Don Juan Pacheco, que también ha adquirido los castillos de Chinchilla y Garcimuñoz.
 




Medallon barroco en San Marcos de León  que representa a  Don Joan Pacheco. Font: El León Curioso


      Don Juan Pacheco se puso al frente de la oposición a la subida al trono de Isabel la Católica, frente a los Mendoza, declarándose a favor de la "Beltraneja". Esto lo enemistó con la casa castellana.




Casa señorial del Castillo de Garcimuñoz. Fot: Gonçal Vicens
  

     
Primer monasterio de Cuenca (1326)perteneciente a la orden de San Agustí, fundado porDon Juan Manuel, casado con Doña Costanza, hija de Jaume II de Apagón.  Fot: Gonçal Vicens




Carrer de Castillo de Garcimuñoz. Fot: Gonçal Vicens



Castillo de Garcimuñoz. Fot: Gonçal Vicens
  

      Para reducirlo, los reyes enviaron contra Pacheco al poeta Jorge Manrique (capitán de las Hermandades de Toledo) a Pedro Ruiz de Alarcón ya Pedro Fajardo, el Adelantado de Murcia. Jorge Manrique, poco después (1479), murió a la próxima villa de Santa María del Campo Rus, donde tenía instalado su campamento. En 1480 termina la contienda y las torres del Castillo de Garcimuñoz fueron desmochada, por orden de los Reyes Católicos, como castigo. Aquí termina la importancia guerrera del Castillo de Garcimuñoz.





Santa Maria del Campo Rus


Belmonte       


  No lejos encontramos la hermosa villa de Belmonte, de la que fue primer señor Juan Fernández Pacheco (1.398). El señorío lo heredó su hija María, que se casó con Alfonso Téllez Girón y Vázquez de Acuña. El matrimonio tuvo dos hijos, Juan Pacheco y Pedro Girón (que nacieron en Belmonte). El primogénito era Juan Pacheco, primer marqués de Villena, quien ordenó construir el Castillo de Belmonte en 1456 y la Colegiata de San Bartolomé en las mismas fechas que el castillo.




Castell de Belmonte. Fot: Gonçal Vicens



Castell de Belmonte. Fot: Gonçal Vicens



Castell de Belmonte. Fot: Gonçal Vicens


    El templo dedicado a San Bartolomé está catalogado como Colegiata y es de estilo gótico del siglo XV. Fue construida sobre una anterior iglesia visigótica. Destaca la sillería del coro, del siglo XV, tallada con historias bíblicas por Enrique Egas y procedente de la Catedral de Cuenca (de donde se llevaron en el siglo XVIII). En la pila bautismal, fue bautizado Fray Luis de León. 





Cadirat del cor, del segle XV, tallada amb històries bíbliques per Enrique Egas



Col·legiata Sant Bertomeu. Fot: Gonçal Vicens



Col·legiata de Sant Bertomeu. Fot: Gonçal Vicens





Sepulcre del primer marqués de Villena Don Juan Pacheco en la capella major de la col·legiata de Sant Bertomeu. Font:cofradessevilla.abc.es




Col·legiata de Sant Bertomeu. Font: cofradessevilla.abc.es


      El castillo de Belmonte es de estilo gótico-mudéjar del siglo XV. Su construcción se inició en 1456 con don Juan Pacheco. Es muy probable que el arquitecto encargado de diseñar los rastros fuera Hanequin de Bruselas, que trabajó en la Colegiata, y que las continuara Juan Guas, quien está confirmado que trabajó para Pacheco al monasterio del Parral en Segovia. Además, su estilo exterior es muy parecido al de Manzanares el Real en Madrid y el de Mombeltrán en Ávila, obras de Juan Guas.  




Castell de Belmonte. Fot: Gonçal Vicens



Corredor principal del castell de Belmonte



Despatx de la emperadriu Eugenia de Montijo


      En la pequeña villa de Belmonte han vivido personajes ilustres como Fray Luis de León, nacido allí el 1527 o San Juan del Castillo en 1595, Eugenia de Montijo, en el siglo XIX ocupa el castillo durante algún tiempo después de la muerte del su marido, Napoleón III.  




Belmonte, escultura de Fra Luís de León. Fot: Gonçal Vicens



Plaça Major de Belmonte. Fot: Gonçal Vicens



Plaça de Belmonte. Fot: Gonçal Vicens



      No hay que olvidar a Don Juan Pacheco, primer Marqués de Villena. Nieto de D. Juan Fernández Pacheco, noble al que le fue entregada la villa de Belmonte en 1368, y Don Pedro Girón, que heredó el Señorío de Belmonte y fue Maestre de la Orden de Calatrava.



     Por su parte, el cine ha hecho famoso el castillo de Belmonte, donde se han rodado películas como el Cid de Anthony Mann. El torneo a caballo de Rodrigo Díaz de Vivar se rodó en la explanada del antiguo campo de fútbol, en una de las vertientes en que está situado el castillo. Muchos de los habitantes participaron en el proyecto disfrazándose de caballeros. Después se filmaron Las Hijas del Cid y El Caballero don Quijote de Manuel Gutiérrez Aragón.



Rodatge de la pel·lícula El Cid de Anthony Mann. Font: Wikipedia



Castell de Belmonte. Fot: Gonçal Vicens



Rodatge de la pel·lícula El Cid de Anthony Mann. Font: Wikipedia


     También se filmó la  película de Pilar Miró El crimen de Cuenca, donde aparecen lugares como la plaza de correos, la iglesia, el atrio o el juzgado. La película está basada en hechos reales que se desarrollaron en estos lugares: unos habitantes de Osa de la Vega fueron acusados ​​de secuestrar y matar al Cepa vecino de Tresjuncos, estuvieron encarcelados en Belmonte y fueron torturados durante muchos años, un día apareció el Cepa anunciando a gritos que no se había muerto.

 


    

      La filmación de Los Señores del Acero (Paul Verhoeven, 1985) supuso la polémica y las quejas de los "belmonteños", pues el director ordenó la tala indiscriminada de árboles junto al castillo, así como la excavación de un foso sin permiso oficial, y la construcción de muros y paredes de escayola, lo que provocó varias protestas de los vecinos que no pudieron hacer nada cuando la torre de homenaje se incendió a causa del fuego real utilizado durante el rodaje.





Los Señores del Acero (Paul Verhoeven, 1985)



Los Señores del Acero (Paul Verhoeven, 1985)


      Si tiene más ganas puede continuar el viaje, pero, nosotros ya estábamos cansados ​​y elegimos un hotel de Honrubia para descansar.


      Pero si prefieres quedarte en Belmonte, te recomiendo  el hotel Infante Don Juan Manuel.



Palau de Don Juan Manuel. Fot: Gonçal Vicens



Palau de Don Juan Manuel. Fot: Gonçal Vicens



Palau de Don Juan Manuel. Fot: Gonçal Vicens

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

La clasificación actual de los seres vivos

En 1969 R. H. Whittaker(1920–1980) propuso el esquema de clasificación que reúne a los seres vivos en los cinco reinos.  Whittaker separó a los hongos en un reino aparte de las otras formas de tipo vegetal, ya que los hongos no podían ser considerados vegetales.


Robert Harding Whittaker (1920–1980)
Esta clasificación está basada en el tipo de organización celular: distinguiendo entre una estructura procariota (su contenido intracelular está esparcido en el citoplasma) o eucariota, con membrana que encierra el núcleo separándolo del citoplasma; en la forma de nutrición: autótrofa por fotosíntesis o heterótrofa por absorción; en la morfología y bioquímica de los organismos sin incluir análisis moleculares ni características evolutivas.





Los cinco reinos (Animalia, Plantae, Fungi, Protista y Monera) según  Whittaker.
     El primero en intentar una clasificación de los seres vivos fue Linneo, quien en 1735 los catalogó en dos reinos: Animales y Plantas. En 1886 Haeckel había dividido a …

Transformismo: Lamarck y Darwin

Dediquemos un momento a analizar las últimas etapas deltransformismo, la teoría de Lamarck y  la teoría de la evolución de Darwin. Hemos seguido sucintamente el artículo Darwin: el genio de los orígenes, publicado en Sin Dioses.



Fuente: Sin Dioses

     En 1809, Jean Baptiste Lamarck propone la idea del transformismo en la evolución. Este proceso fue explicado como una progresión continua, desde los organismos más sencillos y pequeños, pasando luego a las plantas y animales más complejos, hasta llegar al máximo de la perfección: el hombre. La teoría evolutiva de Lamarck fue formulada tomando en consideración los siguientes principios evolutivos: existencia de un impulso interno haca la perfección en todos los seres vivos; la capacidad de los organismos para adaptarse a los cambios ambientales y, finalmente, el principio de uso y desuso de los órganos.
La teoría de Darwin se basa en la herencia de los caracteres adquiridos. Darwin regresó de su viaje en 1836 y en sus notas expone tres…

El Mito de Sophia

Vamos por la parte octava del estudio. En gran número de sistemas gnósticos el Eón Sabiduría -Sofía o Acamoth-, juega un papel importante. En algún sentido parece representar el principio femenino supremo, como por ejemplo, en el sistema ptolemaico, en el que la madre de los siete cielos se llama Achamoth, o en el sistema valentiniano, donde se llama Sophia, la Sabiduría de arriba. Para muchos este principio femenino es anterior al mundo noumenal, el de los Eones creados. Así en el sistema arcontiano encontramos una “Madre luz” que vive  más allá de los cielos de los Arcones, y se la conoce como (meter ton panton) la Madre de todo, y otro tanto en la gnosis de Barbelo, donde la fémina Barbelo es la contrapartida del Padre Desconocido, lo que también se da en los Ofitas descritos por Ireneo en Contra las Herejías III.7.4).

La prostituta de Babilonia, un potente argumento que apoya la figura de Barbelo
      En toda la exposición que a continuación veremos, una cosa nos quedará c…