domingo, 17 de agosto de 2014

Colaboración entre nazis y judíos

      El Heskem ha’avara en hebreo o Acuerdo de Traslado-Transferencia fue firmado en 1933, entre el Sionismo y la Alemania nazi para facilitar la emigración de judíos a la Palestina ocupada en aquellos momentos por el Imperio británico. Este acuerdo permaneció oculta durante tres décadas y es el que permitió que más de 55.000 judíos y 100 millones de dólares (casi 2.000 millones de los actuales) fueran transferidos a Palestina, con la condición de que las organizaciones sionistas pusieran  fin al boicot económico contra la Alemania nazi, una táctica potente que amenazaba con debilitar  el gobierno de Hitler, sólo en su primer año en el poder.


Un certificado de la compañía Ha’avara
de Tel Aviv fechado en 1935. Fuente: Nazismosionismo.

      La Ha’avara era una compañía comercial creada por la Organización Sionista Mundial que tenía como misión comerciar con los nazis. El convenio se firmó con la intención de trasladar a los judíos hacia Palestina con sus familias y bienes, a razón de 1000 libras esterlinas en divisas por emigrante (En ese periodo una familia de 4 personas podía vivir un año por 300 libras) bienes por valor total de 20.000 marcos y otros equipos industriales alemanes.

      La Organización Sionista Mundial recibió permiso para organizar en territorio alemán centros de adiestramiento profesional y rural para los futuros emigrantes a Palestina. El gobierno nazi puso a su disposición  granjas y otros medios. En octubre de 1933, la línea marítima alemana más importante, la Compañía Naviera Hamburgo-Sudamérica, empezó a trasladar judíos desde Hamburgo a Haifa, con el beneplácito de Hitler. Entre 1.933 y 1941 emigraron de Alemania unos 304.500 judíos, de los cuales 65.000 se fueron a Palestina, que era mandato británico con mayoría árabe–palestina, el resto a EE.UU., Gran Bretaña, Francia, Argentina etc.

      En 1934, para conmemorar el viaje del barón Leopold Itz Edler von Mildenstein (alias LIM) a Palestina, Goebbels se entusiasmó tanto con el proyecto de  estos pioneros judíos que mandó acuñar  una medalla conmemorativa  que, en el anverso  figuraba la estrella de David y en el reverso la cruz  gamada. 


Medalla Nazi Sionista acuñada por orden de Goebbels en 1933, para conmemorar la expedición Nazi-Sionista a Palestina. Fuente: periódico Jaque Mate.

      El Acuerdo Ha’avara no fue el único pacto que  los sionistas  propusieron a  los nazis. Yitzhak (Isaac) Shamir fue uno de los sionistas que en 1.941 contactó con Hitler y obtuvo formación y entrenamiento en Europa para la organización militar internacional NMO (Irgun Zwai Leumin), "famosa" por los actos terroristas contra el mandato británico después de 1.945. Esta organización terrorista constituyó  el núcleo inicial de lo que más tarde sería el Ejército israelí: el IDF (35).



Yitzhak (Isaac) Shamir, de la banda terrorista Irgún

    Por lo tanto, la ideología nazi alemana también se transfiere con la “Ha’avara”  desde los mismos comienzos  de la colonización y después con la  formación  del estado  sionista de Israel: autoritario, racista y xenófobo. Como dijo el Secretario de Estado del Ministerio del Interior del Reich, Wilhelm Stuckart, el estado sionista se construyó gracias a las grandes sumas de dinero de Alemania, el apoyo ideológico nazi, y el abastecimiento de las máquinas y los equipos industriales necesarios también de Alemania, como la compañía de aguas Mekorot y la textil Lodzia (36).


Mekorot y Lodzia Textile Co, empresas financiadas con capital nazi

     Por su parte, la Banda Stern realizó insistentes propuestas para luchar por la Alemania de Hitler, influidos por su fundador, el sionista revisionista Abraham ‘Yair’ Stern (1907-1942), formado en Italia en la ideología fascista. 



Estampilla israelí de 1978 conmemorativa
del sionista revisionista Abraham Stern.

     Para muchos historiadores el primer enemigo del ciudadano de confesión religiosa judía es el movimiento sionista, su intransigencia, su ideología nazi, que estimula el odio hacia los árabes y está planificando la destrucción del pueblo palestino. Según Juanjo Sanz Vigo afirma en Kaos en la Red, son responsables los ideólogos del sionismo pasado, así como  del más reciente, como los Rothschild,  BenGuriónMoshe DayanIsaac ShamirAriel Sharon, el propio Netanyahu, a los que califica de terroristas

     Los colonos judíos llegaron a Palestina con ventajosas condiciones económicas y adquirieron con engaño las tierras de los árabes y los expulsaron de sus casas. Si se resistían eran asesinados impunemente y al amparo de  O.N.U.,  una organización al servicio de las grandes Potencias, que ha tolerado más de 70 años de infamia, desvergüenza y genocidio.

     La gran banca internacional, gestora del Imperio global, creó allá por los años 30 del siglo pasado las dos ideologías canallescas que se constituyeron como el instrumentos capitalistas de la gran Banca internacional y el Imperio global en los años 30  del siglo pasado para hacer frente al avance del comunismo. El nazismo alemán en Europa y el sionismo israelí en Oriente Medio y con miras hacia el Asia Central, convertido en un gigantesco portaaviones nuclear de EE.UU. y su política de dominio y control total del mundo.


La portada del libro de Edwin Black, «El acuerdo de transferencia: La dramática historia del pacto entre el Tercer Reich y la Palestina judía». Fuente: Nazismosionismo

      Estas ideologías aumentan día a día su influencia e impregnan a las clases dirigentes de las grandes potencias, algunas de las cuales han chocado como efecto de las contradicciones surgidas de la evolución del capitalismo. Rusia y China –otras en el futuro- no aceptan de buena gana el reparto económico mundial, en manos anglosajonas, ni la tutela “democrática” de EE.UU. lo que ocasiona estallidos de conflictos en diferentes puntos del planeta: guerras entre las diferentes oligarquías que quieren controlar los recursos de la Tierra. Las contradicciones entre las diferentes Potencias, todas imperialistas, por el reparto y control de nuevos mercados y zonas de influencia, nos acarrearán más actos de barbarie generalizados si no lo impedimos.

     Sobre el tema podéis leer “Nazismo-Sionismo: las dos caras de la moneda” de Israel Shahak (1933-2001) en Nazismosionismo.

Notas:

35. Documento de los archivos alemanes con el número E 234158, de fecha 11-1-1.941.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...