miércoles, 25 de septiembre de 2013

Las alternativas al gobierno liberal



      Serguei Kara-Murza opina que una de las alternativas al régimen liberal pasa por un nuevo ciclo de solidaridad. Suponiendo que este nuevo periodo fuese el resultado de un proyecto estaliniano de consolidación,  será menos destructivo, paradójicamente, ante todo para Occidente, para el cual el régimen mafioso, con todo el potencial científico y militar de Rusia, puede convertirse en un verdugo, aunque sin pretensiones ideológicas.

    El otro sistema que defiende es el gobierno actual. Los nuevos gobernantes rusos, Medvédev y Putin (y sus ideólogos, entre los que se encuentra Serguei Kara-Murza), se caracterizan por su ideario antiglobalización, su odio a los liberales y por su patriotismo. En realidad, también les une su aversión por el capitalismo angloamericano, al cual consideran dispuesto a acaparar todas las reservas energéticas de Eurasia. EEUU es el nuevo “Imperio Romano” que asienta su poder sobre una colina de dólares imprimidos con los que bombardea a otros países (¡con bombas, también!). Ante tal situación, los rusos añoran el poder de la URSS y, sobre todo, reclaman tener un área de influencia, necesaria para que Rusia no se desplome. Piensan que el futuro de Europa está ligado a Rusia, de otro modo anuncian el «ocaso de Europa por su nihilismo de valores» y por el renacer de los autonomismos.





Vladimir Putin, el más peligroso enemigo de la mafia judía rusa

     Para conseguir una Rusia fuerte primero es necesario acabar con la oligarquía liberal y mafiosa. Un ejemplo de esta clase de personas lo constituye Mijail Jodorkovski, quien fue en tiempos el propietario de la mayor compañía de petróleo rusa (Yukos) y el mayor evasor de impuestos ruso. Este expoliador del patrimonio ruso vendió el 40% de los activos petrolíferos a compañías extranjeras, dejó millones de dólares en Washington comprando influencia a través de loobys para tener mayor relevancia política. Su jefe de seguridad Alexei Pichugin, también está en prisión por haber ordenado matar a dos personas rivales de Jodorkovski (Forum universitario ruso-español)
 





Oligarquía sionista: Mijail Jodorkovski y Boris Berezovksy, de la petrolera rusa Yukos (de conexión directa con Jakob Rothschild) hoy encarcelados.

    Desde un punto de vista estrictamente financiero, muchos analistas independientes han señalado que la cantidad de impuestos evadidos por Jodorkovski sumaban una cantidad multi-billonaria (aproximadamente entre 20 y 25 billones de euros, sin embargo, tan solo recientemente los investigadores rusos han descubierto este fraude). Para aquellos que llevan siguiendo desde hace tiempo la historia de estos Oligarcas que han tratado de vender Rusia para hacerse de oro esta noticia no les va a sorprender.
 





«A los liberales rusos de los años 90 se les identifica como enemigos de la nación» declaro al ABC  la directora en París de la fundación rusa Instituto de Democracia y Cooperación, Natalia Narochnitskaya, cuando visitó España (2009) con motivo de la presentación del libro “De la Rusia eterna a la Rusia real

     La tercera alternativa es la más sencilla y comprensible para un marxista, en opinión de Kara-Murza, es dejar que se establezca en Rusia un capitalismo clásico ("salvaje") que creará la sociedad civil y educara a los trabajadores. Estos, sin olvidar aun las ventajas del socialismo, "dominarán" el capitalismo a través de una revolución "correcta", civilizada, pasando por una etapa de social-democracia, pero más experta y más fuerte que en Occidente.

     Este proyecto lo podríamos calificarlo de "neoleninista", y supondría el rechazo de la sociedad tradicional añorada por los naródnik (populistas del siglo pasado o revolucionarios rusos de las décadas de 1860 y 1870). Los naródniki surgieron en respuesta a los conflictos crecientes entre el campesinado y los kuláks. Su propósito era derrocar a la monarquía y a los kuláks, y distribuir la tierra entre los campesinos. Los naródniki creían por lo general que el socialismo no era necesariamente un resultado del desarrollo industrial, y que era posible saltar el capitalismo por entero como etapa hacia el socialismo para entrar directamente en un cierto tipo de socialismo. Creían que el campesinado era la clase revolucionaria que derrocaría a la monarquía, considerando la comuna local como el embrión del socialismo (Wikipedia).

     Segun Serguei Kara-Murza, tal alternativa, atractiva en muchos sentidos, es prácticamente imposible por tres razones.

     Primero, el capitalismo consolidado de hoy es muy diferente al de los siglos pasados o del inicio de este siglo. Es incomparablemente más eurocentrista, racista y cruel. El eurocentrismo de la época colonial era tal que Occidente destruía las estructuras del capitalismo autóctono de las colonias, antes que se pudieran convertir en un posible rival. Las colonias y posteriormente el "tercer mundo" son el producto de Occidente, unas economías no de capitalismo atrasado sino estructuras complementarias del capitalismo de la metrópoli. 

     Hoy en día ningún país capitalista de los grandes está dispuesto a permitir que Rusia monte realmente un capitalismo productivo y al resto de los BRICS, también les surgirán dificultades.
 




En economía internacional se emplea la sigla BRICS para referirse conjuntamente a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Fuente: Radio Nederland
 




En la siguiente lista se muestra la posición que tendrán los BRIC con los G7 y los N-11 en el 2050, también se muestra el crecimiento en porcentaje de estos. Los países del BRIC en negrita. Fuente: Wikipedia

     Segundo: careciendo los neoliberales en Rusia de una base social "sana", el régimen se ve obligado, quiera o no, a recurrir a la criminalidad como el único aliado capaz de frenar la creciente resistencia de los trabajadores. Para ello utilizan el método del terror y las represiones "informales". Así, el balance de las fuerzas se desplazara cada vez más hacia el régimen político dominado por las estructuras criminales. Hacer frente a tal régimen únicamente lo conseguirá un movimiento de trabajadores igualmente de radical y cruel, es decir, un movimiento de corte estaliniano.

      Tercera, la razón más decisiva. La población de Rusia en su mayoría ha sobrevivido el choque sin que se produzca la reacción en cadena del rechazo a las normas básicas de una sociedad tradicional. La segunda "Reforma protestante" ha fracasado. El liberalismo no se ha arraigado en el suelo infértil de Eurasia. El deseo de "modernizar" Rusia contra sus propios conceptos del Bien y el Mal provocó un "salto a lo imposible": la revolución bolchevique primero y stalinismo después.
 


Putin, el paladín ortodoxo, es el artífice del renacer de la iglesia ortodoxa, lo que ha provocado el malestar de otras confesiones

     En vista de lo expuesto hasta aquí, podemos afirmar que la URSS no cayó bajo el peso de sus defectos, sino que fue destruida por sus enemigos que estudiaron bien sus puntos débiles  y encontraron asesinos a sueldo para la ejecución.

¿Qué le ocurrió a la URSS?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...