miércoles, 13 de febrero de 2013

Extinción de los neandertales


        La desaparición de los neandertales hace unos 30.000 años es uno de los casos más difíciles de resolver de la historia de la humanidad y, como veremos, se han presentado concienzudos estudios científicos, cada uno de los cuales decía todo lo contrario que los otros.


      Una hipótesis afirma que los neandertales, uno de los parientes más cercanos del hombre moderno, no se extinguieron, sino que ambas especies acabaron por fundirse a fuerza de cruzarse. Esto apareció publicado en Journal Human Ecology por C. Michael Barton, Julien Riel-Salvatore y otros.



Una nueva investigación sugiere que la desaparición neandertales se debió a una combinación de influencias, incluyendo los cambios culturales. (Crédito: © Bastos / Fotolia) ScienceDaily

      El trabajo se basa en un modelo informático que ha reconstruido los movimientos de ambas poblaciones durante 100.000 años, basado en 31 yacimientos prehistóricos de toda Europa. Los datos se remontan a hace 128.000 años, cuando los neandertales eran los únicos humanos en Europa y estaban bien adaptados al frío y la vida nómada en busca de caza y frutos. Hace unos 40.000 años, en un periodo de frío intenso, llegaron los sapiens desde África y las dos especies comenzaron a expandir sus territorios en busca de sustento debido a que la glaciación hacía más escaso el alimento.
      El modelo calcula que esa expansión hizo que neandertales y sapiens se topasen con frecuencia y procreasen de forma habitual, tal vez porque a los sapiens les convenía aprender de sus primos, con milenios de experiencia en Europa a las espaldas.



Los neandertales se extinguieron porque eran demasiado listos para su propio bien, asegura Michael Barton. Foto: BBC, The Thelegrapf
      Estos estudiosos afirman que del mestizaje surgió posteriormente una nueva oleada de híbridos cuyo número fue en aumento mientras las poblaciones neandertales originales menguaban. Entre los yacimientos incluidos están Cova Beneito (Muro), Cova del Salt (Alcoi) y Cova Negra (Xàtiva) en España, dos en Gibraltar y otros países, donde varios estudios sitúan la última población neandertal. Según el nuevo trabajo, su desaparición no fue por extinción, sino porque la especie, con poblaciones más pequeñas, ya se había fundido con los sapiens. 



      El genetista Carles Lalueza-Fox, especializado en neandertales no comparte las conclusiones del trabajo, afirmando que los neandertales se extinguieron de forma abrupta. En cambio, Clive Finlayson, director del Museo de Gibralta, no se traga eso de la extinción brusca. Finlayson dirige las excavaciones en la cueva de Gorham, en Gibraltar, donde se han descubierto los fósiles de neandertal más antiguos del mundo y, también, los más modernos, según él.  
      Lalueza dice que cuando dos especies de mamíferos hibridan, los rasgos de unos y otros no se atenúan, así que los humanos modernos estaríamos a medio camino de un neandertal. No sé a qué se refiere, si al aspecto animalesco y grotesco de las primeras reconstrucciones, o a las reconstrucciones actuales, que apenas tienen diferencias con nosotros.

Cueva de Gorham (Gibraltar)
      Por su parte, Finlayson asegura que la llegada del hombre sapiens le hizo la vida difícil al neandertal, que sólo sabe cazar ciervos preparando emboscadas entre árboles, de forma estática, y  que tiene un cuerpo macizo de luchador, mientras que el sapiens es un corredor de fondo que persigue a las presas hasta agotarlas. Poco a poco fueron desapareciendo del Oriente Próximo, de los Balcanes y buscaron su último refugio en la Península, al sur en las cuevas de Gibraltar. 




El modelo informático

      El trabajo, publicado en la revista ‘Journal Human Ecology’, analiza la evolución biológica y cultural como respuesta al cambio climático durante la Edad de Hielo. El estudio se centra en las poblaciones de cazadores y recolectores de hace entre 128.000 y 11.500 años. Analizan cómo la movilidad aumentó a medida que el clima se iba enfriando y era necesario desplazarse en la búsqueda de alimentos. Sus continuos recorridos, según los modelos creados por ordenador, provocaron que ambas especies se entrecruzaran muy a menudo.

      Los autores defienden que los neandertales eran homínidos muy flexibles y capaces de modificar su comportamiento ante circunstancias muy duras, como la competencia de otra especie. “Es probable que los ‘Homo sapiens’ les vieran como posibles compañeros sexuales. Como consecuencia, en cierto plazo, se extinguió su población, fueron absorbidos”, explica Julien Riel-Salvatore




Recreaciones antiguas con neandertales de aspecto simiesco

       No obstante, lo cierto es que en toda Eurasia no hay ninguna evidencia física de que ese encuentro llegara a producirse, no hay ni un yacimiento con restos de ambas especies en el mismo momento y hay muchos paleontólogos que apuntan que nunca llegaron a relacionarse, como el mismo Carles Lalueza-Fox.

      Sin embargo, según C. Michael Barton, su modelo también predice el bajo nivel de intercambio de genes de neandertal que se ha encontrado en los últimos estudios genéticos que acaban de ser publicados y que veremos más adelante.

      En otras palabras: al adaptarse de forma adecuada a los cambios climáticos severos, tanto los neandertales como otros homínidos menos conocidos (los denisovanos) se hicieron más vulnerables a la extinción biológica y con ello garantizaron su contribución genética a las poblaciones modernas.





Área de refugio de los últimos neandertales. Fuente El Linaje de Adán
Un yacimiento serbio clave en la extinción de los neandertales
       Ana Belén Marín Arroyo, investigadora del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC), de la Universidad de Cantabria, analiza los restos óseos de fauna localizados en Šalitrena pećina (la “Cueva del salitre”), que es uno de los principales yacimientos paleolíticos de la República de Serbia. La cavidad se ubica en un lugar estratégico para entender cómo se produjo la colonización europea por parte de los humanos modernos y su relación con la extinción de los neandertales.



Šalitrena pećina . Foto: Narodni Musej
      El equipo del Museo Nacional de Belgrado trabaja en colaboración con otros expertos internacionales, dirigidos por la investigadora Bojana Mihailovic, afirma que los Balcanes son considerados la puerta de entrada a Europa de las primeras poblaciones de humanos anatómicamente modernos procedentes de Oriente Próximo a través del importante corredor fluvial del Danubio.



Šalitrena pećina . Foto: Narodni Musej
     Los grupos neandertales que habitaban esta región fueron, por tanto, los primeros en entrar en contacto con la nueva especie colonizadora, pudiéndose haber replegado hacia las zonas montañosas de los valles laterales, donde se localiza el yacimiento, en busca de nuevos territorios de caza. Por eso se estudia esta región y su registro faunístico, buscando respuestas para averiguar la capacidad de adaptación del neandertal a las nuevas condiciones y el efecto que esta pudieron tener sobre su desaparición final. 

A lo mejor también te interesa:

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...